Wikileaks prepara su próxima gran revelación

En los próximos días verán la luz 400.000 documentos clasificados del Ejército estadounidense sobre la guerra de Irak, en el último gesto de Wikileaks por la libertad de información.

El Pentágono ha formado un equipo con un centenar de expertos para analizar los datos -y las consecuencias de su publicación– en cuanto se hagan públicos, mientras aseguran que no habrá nada especialmente importante.

Las declaraciones oficiales, sin embargo, no calman la expectación, no sólo por los documentos en sí sino por el efecto que pueden causar para en el dañado prestigio de Wikilieaks.

Al fin y al cabo, Wikileaks se ha convertido en una de las organizaciones más polémicas de la Red. Ha encontrado seguidores entre los partidarios de liberar toda información secreta, enemigos en los Gobiernos e instituciones que guardaban esa información en secreto, críticos entre las organizaciones civiles que le acusan de poner en peligro a los confidentes de tropas occidentales en Irak y Afganistán, e incluso ha logrado dividir a sus colaboradores en torno a la polémica figura que es Assange.

Sus últimas dificultades han afectado a su financiación, ya que la la organización afirma que las presiones de los gobiernos estadounidense y australiano han hecho que la joven compañía que gestionaba las donaciones haya suspendido su cuenta.

Su nueva revelación de secretos podría devolver a Wikileaks algo del respeto de la Red que se había ganado en sus inicios, si el contenido demuestra ser útil o informativo, aunque probablemente bastará con que sea polémico.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios