BAQUIA

Windows Phones: ¿eso era todo?

Esta semana, Microsoft ha presentado por fin sus esperados Windows Phone, equipados con el sistema operativo Windows Mobile 6.5. Básicamente, se trata de trasladar de la pantalla del PC a la del móvil (o smartphone) toda la tradicional experiencia de usuario (programas, aplicaciones, etc.) de Windows… Y poco más. Lo cierto es que si alguien esperaba grandes sorpresas o novedades, se habrá quedado con las ganas. Los fieles de Windows tal vez se pasen a la versión móvil, pero será difícil ganar nuevos usuarios.

Entre los sistemas operativos para smartphones hay ya muchas y buenas alternativas: iPhone, RIM, WebOS, Android, Symbian… Por eso se esperaba más de Microsoft, sobre todo teniendo en cuenta que su mayor fortaleza han sido siempre los sistemas operativos. Tal vez Microsoft no está acostumbrada a que otros lo hagan mejor que ella en este campo, y la ansiedad o la presión han pesado demasiado. Tanto que hay incluso quien ya empieza a hablar del “Vista de los móviles”

Dada la escasa aportación de novedades, el éxito de sus Windows Phones dependerá en gran parte de la calidad de las aplicaciones que los desarrolladores sean capaces de colgar en Windows Marketplace. Aunque en estos casos siempre se trata de ecosistemas que se autoalimentan: a más usuarios más software, más calidad, más alternativas… Si se empieza con el pie izquierdo, es difícil remontar. Próximo intento: Windows Mobile 7, esperado para 2010.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios