BAQUIA

Windows XP Service Pack 1 llegará con cuentagotas a los PCs

Parece que un buen número de empresas fabricantes de computadoras personales no se están tomando con mucho entusiasmo eso de implantar en las máquinas que sacan al mercado una ampliación del calibre y la importancia de Service Pack 1, que hoy mismo ha tenido su puesta de largo. Pese a que este gigantesco parche/ampliación de Windows XP ya está disponible, habrá muchas computadoras que no lo traigan instalado de serie en lo que queda de año. Uno de los que no ofrecerán Windows XP con el Service Pack 1 hasta 2003 será la japonesa Sony.

Esta renuencia a instalar Windows XP Service Pack 1 la justifican diciendo que aún hay muchísimos clientes solicitan Windows 2000 por delante de Windows XP, un sistema operativo que vino de Redmond con unos cuantos errores graves (a SP1 ya se le achacan 30 posibles fallos). Y parece que tienen razón: Windows 2000 es el rey de los sistemas operativos de Microsoft. Según Gartner, el 41% de los nuevos PCs vendidos portan Windows 2000, frente al 16% que llevan dentro XP.

En cualquier caso, choca si se compara con la reacción que cosecharon anteriores ampliaciones de sistemas operativos de la empresa de software más grande del mundo. Por poner un ejemplo, aún no había pasado un mes desde que Microsoft ofreciera el Service Pack de Windows 2000, cuando muchos fabricantes de PCs ya estaban instalándolo en sus máquinas. Por cierto, que la compañía de Gates presentó en agosto el Service Pack 3 para Windows 2000.

Uno de los más raudos en ofrecer Windows XP con el SP1 en sus PCs para empresas es Hewlett-Packard, que espera ofrecerlo a partir del 14 de noviembre (sus PCs de consumo Presario y Pavilion dispondrán de esta actualización mucho antes). Aún así estará tardando más de dos meses, un retraso que HP disculpa escudándose en que SP1 de momento sólo está disponible en inglés, y que ellos soportan 23 idiomas distintos.

SP1, otro requisito del pacto rubricado junto al DoJ, no sólo se limita a tapar algunos fallos y agujerillos, lo realmente destacable es que permitirá tanto a los usuarios como a los fabricantes de computadoras personales ocultar de los sitios más evidentes como el menú de inicio (que no desinstalar como pedían los estados rebeldes) los cinco programas más polémicos (por estar embebidos en el sistema operativo y por tanto dañar a la competencia) de Microsoft: el navegador Internet Explorer (causante de toda la discordia), Windows Media Player, Windows Messenger, Outlook Express y la versión de Java Virtual Machine de Microsoft. En su lugar se podrán poner otros programas, ya sean de la propia Microsoft o de otras compañías.

Service Pack 1 también incluye algunas mejoras que han ido apareciendo en los últimos tiempos, como los drivers para USB 2.0, el.Net Framework, esencial para la futura estrategia .Net de Microsoft, una nueva versión del programa de mensajería del coloso del software y, quizás lo más interesante después de la opción de ocultamiento arriba explicada, la facultad de no instalarse en aquellas copias de XP cuyo número de identificación haya sido robado.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios