BAQUIA

WorldCom puso a sus cuentas más colorote de lo previsto

Lo de WorldCom es la historia de nunca acabar. No convencida con representar la mayor quiebra en la historia de Estados Unidos, la teleco quiere afianzar su récord. Los 3.850 millones de dólares descubiertos como errorres contables hasta el momento, han subido a los 7.150 millones después de que una auditoría interna haya descubierto que la empresa declarada en bancarrota ya maquilló 3.300 millones de dólares en 1999.

\”Sabiamos que el problema de WorldCom era mucho mayor de lo que la compañía admitió en un principio, pero ciertamente las cifras son impresionantes\”, comentó a Reuters un portavoz del Gobierno estadounidense.

Los primeros desbarajustes financieros, conocidos a finales de mayo, obligaron a que la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) iniciara una investigación de las cuentas de la compañía en junio y contribuyó a declarase en bancarrota, la mayor en la historia de Estados Unidos, con una deuda cercana a los 41.000 millones de dólares.

Ahora WorldCom ha descubierto más basura en sus cuentas. La compañía contabilizó 3.300 millones de dólares como beneficios entre 1999 y el primer trimestre de 2002. La cifra anterior, 3.850 millones de dólares, tenía en cuenta sólo los ejercicios de 2001 y el primer trimestre de 2002.

La contabilidad creativa a al que WorldCom sometió a sus cuentas durante estos años provocó el despido en junio pasado de su máximo responsable financiero, Scott Sullivan. El despido fue una de las mejores noticias que ha recibido hasta ahora. Mucho peor le sentó cuando, la semana pasada, apareció en las pantallas de televisión de medio mundo esposado junto con el antiguo Controller de la compañía, David Myers, camino del calabozo.

Sullivan se acogió al derecho a no autoinculparse recogido en Quinta Enmienda y se negó a dar ninguna explicación de sus actos ante el Comité del Congreso encargado de la investigación. Sullivan, aparentemente, intentó poner trabas a la revisión de la contabilidad de la compañía después que una auditora le contase las anomalías que había localizado. Según el The Wall Street Journal, Sullivan podría ser condenado hasta a 15 años de cárcel.

La SEC (Securities and Exchange Commission) ha presentado cargos por responsabilidad civil contra WorldCom por \”prácticas contables inapropiadas de una magnitud sin precedentes\”. El Departamento de Justicia estadounidense también se planteó tomar medidas más drásticas y presentar cargos criminales contra la compañía, que en caso de saldarse en contra de WorldCom habría significado el fin de esta empresa (algo que aún no está claro que no suceda).


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios