BAQUIA

WorldCom ya hacía maldades contables en 2000

Se acaba de saber que los desmanes financieros de WorldCom se remontan muy atrás en el tiempo, más concretamente un año antes de lo que era de imaginar, y de lo que era deseable. El republicano Billy Tauzin, que encabeza la investigación en contra de esta empresa y preside la Comisión de Energía y Comercio, ha desvelado a un programa de la televisión estadounidense ABC que, según se deduce de los documentos internos de la compañía, su responsable financiero Scott Sullivan y otros directivos ignoraron al menos dos quejas de empleados que ya aseguraban en marzo de 2000 que se estaban inflando artificialmente los ingresos obtenidos.

Por una parte, un trabajador llamado Troy Normand denunció ante Sullivan y el controlador David Myers en 2001 que ya en 2000 la compañía empezó a traspasar gastos ordinarios a las cuentas de inversiones de capital, prevaleciendo la ambición sobre la realidad. Normand estuvo a punto de renunciar cuando sus jefes le aseguraron que todo se estaba haciendo correctamente.

El otro caso es aún más sangrante. Un empleado de Londres llamado Stephen Brabbs se puso en contacto en abril de 2000 con la (ahora) denostada Andersen para denunciar que Sullivan había reclasificado 33.600 millones de dólares como inversiones de capital, pero también fue ignorado. En este caso Tauzin ha dicho que es algo más grave que un poco de contabilidad imaginativa, se trata de un \”fraude\”.

Sullivan, que fue el director financiero de WorldCom durante los últimos años, fue destituido de su cargo el mes pasado tras descubrirse todo este pastel (que cada vez se manifiesta más grande). Por su parte, Sullivan asegura (claramente para eludir, o al menos repartir, responsabilidades) que informó debidamente al CEO de la compañía Bernard Ebbers. Ebbers lo niega en redondo. Tanto Ebbers como Sullivan se acogieron hace pocos días a la Quinta Enmienda para evitar tener que declarar.

La reacción de WorldCom ante el descubrimiento no ha variado desde la línea que adoptó tras pedir perdón a principios de julio. Su portavoz Brad Burns ha declarado que su compañía seguirá cooperando plenamente y que están deseando que todos los responsables de estas irregularidades sean descubiertos y llevados ante la justicia para que la empresa pueda retomar su camino.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios