BAQUIA

Yike, un nuevo concepto para el transporte urbano

YikeBike es un nuevo medio de transporte desarrollado por investigadores de Nueva Zelanda. Una bicicleta eléctrica que pretende solucionar los problemas de congestión, contaminación y estrés que soportan las grandes ciudades.

Se trata de una bicicleta con un motor eléctrico y batería de litio, con autonomía de diez kilómetros y que se recarga en 30 minutos. El artefacto es capaz de transportar hasta 100 kilos de peso y alcanza velocidades de hasta 20 Km/h. Además es ligera –no llega a diez kilos-, para que sea fácil de transportar cuando no se está utilizando, plegándose de forma compacta y guardándose en un estuche.

La bicicleta se conduce con un manillar que queda ligeramente por detrás de la vertical del cuerpo, por lo que cambia la posición tradicional del ciclista: en lugar de inclinado hacia delante, se sienta vertical, con los pies apoyados en una pequeña plataforma. Desde el manillar se controlan los frenos y la velocidad, y para aumentar la seguridad se incluyen intermitentes laterales y traseros.

Yike es un proyecto que ha desarrollado durante cinco años un grupo de ingenieros de Nueva Zelanda, liderados por Grant Ryan, quien, como explica en la web dedicada al proyecto, comenzó a pensar en una forma de desplazarnos “sin necesidad de transportar una o dos toneladas de metales y otros materiales” cuando Segway anunció en 2001 un revolucionario modo de transporte. El invento de Segway, conocido como It, no resultó el éxito esperado, por diferentes motivos.

El equipo de Ryan se centró entonces en crear un nuevo concepto de bicicleta, inspirado en los modelos que se hicieron populares entre 1870 y 1888, con una enorme rueda y otra pequeña para mantener el equilibrio. Lógicamente, Yike es mucho más ligera y fiable que aquellos modelos reservados para equilibristas, pero en ellos hallaron sus creadores la inspiración.

La bicicleta no tiene todavía precio definitivo, que en principio estará entre 3.500 y 3.900 euros. Pagando un adelanto de 100 euros, se puede reservar una unidad. Se espera que los primeros 100 pedidos puedan despacharse a mediados del año próximo. Inicialmente, Yike se venderá en el Reino Unido, Alemania, Francia, Holanda, Italia, España, Irlanda, Dinamarca, Bélgica, Suiza, Suecia y Nueva Zelanda.

Por ahora, Ryan está buscando distribuidores con los que licenciar y comercializar su invento, y con ese fin lo ha presentado este mes en una feria especializada en Alemania. Por eso, el precio aún no es definitivo, y se espera que baje si se consigue un modo de producción masivo.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios