BAQUIA

Yo confieso: soy e-adicto

Los estadounidenses ya han descubierto, categorizado y diagnosticado la adicción a Internet, que amenaza nada menos que entre al 5 y el 10% de los usuarios. Es fácil comprobar si se padecen los síntomas: infidelidad cibernética hacia la pareja, obsesión y dependencia de la pantalla del PC, dolores musculares en muñecas, brazos y espalda, descenso en el número de horas de sueño… Lo que todavía no se ha inventado es un eufemismo que defina esta patología, pues es sabido que en EEUU son maestros en el arte de no llamar a las cosas por su verdadero nombre. Además, viste mucho más decir que uno sufre, por ejemplo, un trastorno psico-ciber-emocional a declarar que se es adicto a Internet, sin más. A los primeros, igual hasta les dan hora en el psiquiatra. Más


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios