BAQUIA

Yoigo presenta Internet para llevar

Las vacaciones veraniegas son un momento ideal para desconectar, pero… ¿y si no queremos desconectar? Ésa es la pregunta que probablemente se habrá hecho Yoigo a la hora de lanzar Internet para llevar.

Se trata de un contrato post-pago con una tarifa mensual de 25 euros hasta 1Gb de navegación, y con una velocidad de hasta 0.38Mbps. A partir de ese momento, el precio es de 1,5 céntimos por cada Mb adicional hasta llegar a un gasto máximo de 70 euros al mes, con una velocidad de hasta 128 kbps.

Disponible a partir del 1 de julio, esta tarifa se podrá contratar en los canales de distribución habituales de Yoigo. Los que todavía no son clientes de Yoigo, o quienes sí lo son pero quieren otra línea sólo para navegar, pueden suscribirse mediante los canales de comercialización habituales comprando un módem USB por 39 euros. Y los que son clientes pueden pedir a Yoigo un cambio en su modelo de suscripción

Una de las ventajas de esta oferta es que no existe un compromiso de permanencia, de manera que un usuario puede decidir libremente cuándo quiere dejar de utilizar la conexión a Internet de Yoigo, y sólo tendrá que pagar la tarifa del mes vigente.

“La navegación por Internet es una forma de libertad, y no pensamos que pueda existir libertad si obligamos a nuestros clientes a tener un compromiso de permanencia con nosotros”, explica Johan Andsjö, Consejero Delegado de Yoigo.

En el precio mensual no entran ni la opción de enviar SMS desde el propio ordenador con el software que incluye el módem ni el acceso a Internet en roaming.

Los usuarios serán capaces de controlar su gasto en todo momento y saber cuándo han llegado al Gb incluido en la tarifa mensual de los 25 euros. Desde el propio software del módem podrán acceder a esta información y conocer el volumen de tráfico que llevan consumido. También desde MiYoigo (en la página Yoigo.com) los clientes podrán conocer su gasto, si bien esta información estará menos actualizada que la que pueda ofrecer el software del módem, que ofrece datos en tiempo real.

Otra de las herramientas de control del gasto son los mensajes que el usuario recibe cuando se acerca al límite de 1Gb. Automáticamente le llega un SMS que le advierte de que ha alcanzado esa cifra, y que a partir de ese momento el precio es de 1,5 céntimos por cada Mb consumido. Podrá seguir navegando hasta que antes de llegar a los 70 euros recibe un mensaje que le avisa. Al llegar a esta cifra, la conexión se corta automáticamente para proteger al cliente de incurrir en un gasto demasiado elevado de manera voluntaria.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios