YouTube: mucho más que un portal de vídeos

El negocio de YouTube no para de crecer, y si hay alguien que sabe aprovechar las oportunidades de negocio que brinda internet, ése es Google. Este mes hemos sabido que YouTube representa ya el 25% de las búsquedas de Google, una cifra realmente asombrosa si tenemos en cuenta que la finalidad de YouTube no es servir como buscador, sino como mero portal de vídeos.

El ascenso es vertiginoso, ya que hace apenas un año este porcentaje era del 17%, mientras que ahora alcanza a una de cada cuatro búsquedas que los internautas hacen a través de Google. Hasta tal punto llega este éxito que si considerásemos a YouTube un buscador independiente, éste se colocaría en segunda posición, por delante de Yahoo y Microsoft.

Estos datos abren un nuevo horizonte de expectativas para el modelo de publicidad y negocio que de forma tan buena ha sabido aprovechar y desarrollar Google. Y es que YouTube podría convertirse en una nueva plataforma mediante las que las empresas generasen dinero. A día de hoy, ya son varias las discográficas o productoras, por ejemplo, que tienen acuerdos con el portal para alojar contenido propio a cambio de un porcentaje de los beneficios. Y, si Google sabe mover bien sus cartas -que sabrá- podría aprovechar el auge de YouTube y el incremento de las búsquedas en el portal para convertirlo en un nuevo aparato de marketing. Así, al igual que las discográficas ofrecen una pequeña información sobre su compañía en el perfil de YouTube, otras empresas podrían poner a disposición de YouTube vídeos de sus productos y aprovechar el perfil del portal para incluir más contenidos sobre ése y otros productos, sobre la compañía en cuestión, sobre otros negocios relacionados… El tiempo nos ha demostrado que todos los negocios emprendidos por Google permiten un gran desarrollo, sobre todo si este desarrollo va orientado a una ampliación de negocios en general.

Obviamente, si YouTube explotara como plataforma de marketing, este hecho podría redundar negativamente en la ‘salud democrática’ del portal. Y es que la mayoría de los vídeos soportados por YouTube en la actualidad son subidos y gestionados por los usuarios que los comparten de forma altruista y desinteresada. Sin embargo, si las empresas entrasen de lleno en el portal, éste podría convertirse en una sucesión de vídeos corporativos que poco o nada contribuirían a crear una comunidad sana y saludablemente democrática. No sería bueno que un usuario quisiese ver vídeos sobre el iPhone y que no encontrase más que vídeos corporativos, más aún cuando últimamente corre el rumor de que Google pudiese incluir editores en todos sus motores de búsqueda, algo que ha hecho saltar todas las alarmas de la comunidad internauta.

Así pues, en las manos de Google está seguir ampliando su negocio de una forma sostenible y sin perjudicar a sus usuarios, que son los que, al fin y al cabo, la hicieron grande desde el principio. Habrá que ver hasta qué punto sabe la compañía compatibilizar la usabilidad y el negocio.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios