BAQUIA

YouTube: no entierren todavía a Flash

Desde que Apple dejó fuera del iPad la tecnología Flash de Adobe, el mundo tecnológico se divide entre los que la apoyan y los que lo dan por muerto (liderados por el propio Jobs).

La alternativa a Flash (o su sucesor, según se mire) es HTML5, un estándar tecnológico para reproducir vídeos que ofrece como principal ventaja la posibilidad de insertar contenido multimedia en una web sin necesidad de instalar un plug-in que lo haga funcionar, como sí ocurre con Flash.

Por suerte para Adobe, uno de los grandes valedores de su tecnología es YouTube, que utiliza Flash para dar soporte a los miles de millones de vídeos que sirve a diario. Y parece que de momento la web de vídeos de Google no tiene ninguna intención de cambiar de estándar tecnológico.

John Harding Ingeniero de Software de YouTube, ha publicado en el blog oficial de la compañía un post en el que explica los seis motivos por los que HTML5 aún no está preparado para reemplazar a Flash. El formato recuerda a la carta abierta que Steve Jobs firmó hace unos meses exponiendo los motivos por los que Apple había decidido prescindir de Flash.

Estas son las seis razones por las que YouTube cree que no ha llegado todavía la hora de entonar el réquiem por Flash:

  1. Estándares: en una web como YouTube, donde millones de usuarios suben archivos las 24 horas del día, es necesario minimizar el número de formatos de vídeo. Y no todos los navegadores son compatibles con H.264, ni soportan tampoco HTML5.
  2. Control del streaming: también es importante la forma en que el vídeo se reproduce. Una página que contiene un vídeo no da al usuario suficiente control sobre éste, por ejemplo si desea saltar a una parte determinada en una actuación de un concierto.
  3. Protección del contenido: los vídeos alojados en YouTube no pertenecen a ésta, sino a sus creadores. Por eso, aunque el DRM sea la pesadilla de muchos usuarios, es necesario, por ejemplo, para desarrollar un servicio de alquiler de películas.
  4. Encapsulación: Flash es la tecnología más apropiada para que los vídeos publicados en YouTube se puedan insertar en otras páginas, con sólo copiar y pegar el código original.
  5. Pantalla completa: la reproducción a pantalla completa de un vídeo es otro aspecto técnico donde Flash todavía le saca ventaja a HTML5.
  6. Cámaras y micros: grabar un vídeo directamente desde una webcam o utilizar el móvil para una videoconferencia son otros aspectos técnicos donde Flash lleva años de ventaja sobre su competidor.

Pero cuidado: que nadie crea que esta defensa de Flash por parte de Google es una cuestión de cabezonería o de pique con Apple. De hecho, Google tiene su propio reproductor HTML5 que permite ver vídeos en las versiones más avanzadas de los principales navegadores, y también tiene plena fe en WebM, un proyecto de estándar de vídeo open source en el que trabaja con Mozilla y Opera.

Simplemente, como expuso Jobs en su momento, son motivos profesionales.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios