BAQUIA

YouTube save the Queen

Hay pocos países en el mundo donde la Navidad sea más arraigada e inamovible que en el Reino Unido. Y sin embargo, la tecnología hace que se alteren costumbres tan sólidas como el té de las cinco o el cambio de guardia en el palacio de Buckingham.

Ahí van un par de ejemplos: después de 50 años apareciendo puntualmente en la BBC para felicitar a sus súbditos, este año la Reina Isabel colgará su mensaje en el canal que la Casa Real inglesa ha abierto en YouTube. Y los christmas electrónicos empiezan a ganarle mucho terreno a las tarjetas tradicionales, de las que los británicos, fanáticos empedernidos de la felicitación navideña, envían más de 2.000 millones cada año. La tecnología hace cambiar hasta lo más arcaico.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios