BAQUIA

Zune y “Flight Simulator”, entre los primeros sacrificados en Microsoft

La semana pasada, Microsoft anunció el despido de 5.000 empleados durante los próximos 18 meses, alrededor del 5% de su personal, en un intento por reducir costes. Es la primera vez en su historia que la compañía acomete un despido masivo de trabajadores, aunque anteriormente ya ha habido ajustes en algunas secciones.

Lo primeros 1.400 despidos ya se han producido, y han afectado principalmente a las secciones de Entretenimiento y Periféricos, Servidores y Herramientas y Business Division, que alberga los productos Office y Microsoft Dynamics.

Uno de los damnificados por los despidos es un clásico con casi más de 25 años de antigüedad, el videojuego “Flight Simulator”. Y es que Microsoft ha cerrado el estudio ACES, que desde 1982 produce este juego para PC que ya va por la décima versión.

Sin embargo, Microsoft no descarta seguir lanzando productos en el futuro bajo la franquicia “Flight Simulator”, aunque no ha explicado cómo piensa hacerlo si no hay personal dedicado a ello.

Otra de las víctimas del reajuste de Microsoft podría ser Zune, el reproductor multimedia creado con la intención de competir con el iPod de Apple, pero que no ha llegado nunca a conseguir cuotas importantes de ventas ni popularidad.

Y es que la división de Entretenimiento y Periféricos es una de las más perjudicadas por los 1.400 despidos iniciales. Los ingresos derivados de Zune descendieron en 100 millones de dólares, un 54% menos, en los últimos resultados trimestrales.

El último año, Microsoft se ha centrado más en mejorar los servicios asociados a Zune que el propio aparato. Así, presentó un servicio de suscripción musical a Zune Marketplace por 14,95 dólares al mes, y la posibilidad de utilizar aplicaciones creadas para Zune en otros reproductores. A la vista de los resultados, no parece que los usuarios hayan acogido estas propuestas con mucho entusiasmo.

¿Significa esto que Microsoft por fin da por perdida la batalla frente al iPod? Pues no, si hemos de creer a Adam Sohn, portavoz de la división responsable de Zune. Según Sohn, “Zune está comprometido para continuar en este negocio a largo plazo”. Tal vez alguien le recordará pronto que todavía hay 3.600 despidos pendientes…


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios