El increíble crecimiento de DuckDuckGo y la importancia de la privacidad

ceo_de_duckduckgo.jpg

Cuando se lanzó por primera vez, DuckDuckGo parecía que no iba a tener ninguna repercusión. Nadie podría apostar por un pequeño buscador con sede en Filadelfia que  además no rastrea tus búsquedas ni tu comportamiento online.

No obstante, dos años atrás un suceso cambió todo. Edward Snowden alertó sobre las prácticas espías del NSA y la actitud de los estadounidenses respecto a la privacidad cambió. En eso momento DuckDuckGo no ha parado de crecer.

En los últimos 2 años las búsquedas de DuckDuckGo han crecido un 600%, situándose en los 10 millones de consultas diarias en estos momentos. El mayor hito de su historia. Y no es casualidad que se consigan estas cifras en un momento en que la preocupación del público por la privacidad digital sea alta.

 Un estudio de Pew Research Center reveló que el 40% de los adultos estadounidenses no quieren que su motor de búsqueda se quede con ninguna información sobre ellos. Y es precisamente esa idea la que Gabriel Weinberg (CEO de la compañía) quería llevar a cabo con su buscador cuando lo lanzó en 2008.

La filosofía de DuckDuckGo es simple: no hace un seguimiento de tus búsquedas o cualquier actividad online. No tiene inicios de sesión de los usuarios, no almacena tu historial de búsquedas o la dirección IP. Esos datos simplemente no existen. Mientras que Google ha construido un negocio de 66000 millones dólares al año en torno a saber más y más acerca de sus usuarios con cada clic, toque y desplazamiento (scroll) de la web.

 El modelo para generar ingresos no se basa en utilizar la información de los usuarios. Es más simple que eso. Se centra en las búsquedas por palabras clave que se relacionan con los anuncios mediante un sistema de subasta. El mejor poster es el que mejor sitúa su anuncio. Weinberg afirma que la compañía también hace dinero de enlaces de afiliados a sitios como Amazon y eBay.

 Para DuckDuckGo, este enorme aumento en el volumen de búsquedas ha dado lugar a un aumento correspondiente en los ingresos, lo que ha permitido a la empresa a contratar a gente nueva. Desde principios de 2014, la plantilla principal de DuckDuckGo se ha duplicado. En la actualidad hay un total de 28 empleados a tiempo completo, la mayoría de los cuales trabajan de forma remota fuera de la sede de la compañía en los suburbios de Filadelfia.

 Desde siempre ha habido preocupación por la privacidad. Pero fue en 2013 cuando el nombre de Snowden comenzó a sonar en los titulares. Y es que reveló, entre otras cosas el grado en que se autorizó al programa PRISM de la NSA para extraer y analizar la información almacenada de los usuarios, así como todas sus comunicaciones, de una serie de grandes compañías tecnológicas estadounidenses, incluyendo Facebook, Apple, Google, Microsoft y Yahoo. Estas empresas nunca han negado que el gobierno podía acceder a sus servidores.

 Desde que explotó esta noticia el público norteamericano ha tomado más conciencia de su privacidad digital, pero hay otros factores que juegan a favor de DuckDuckGo. El año pasado, la compañía llevó a cabo importantes acuerdos para su integración  con Apple y Mozilla, lo que hizo DuckDuckGo fuera una opción más disponible como navegador de búsqueda por defecto junto a figuras como Google y Bing.

El año pasado su sitio también experimentó un importante rediseño, así como importantes mejoras en le propio motor de búsqueda, como las “respuestas instantáneas”.

 Aunque DuckDuckGo ha tenido un crecimiento espectacular no hay que olvidar que l 90% de las búsquedas las aglutinan Google, Bing y Yahoo. Si quiere ocupar un lugar en el primer nivel tendrá que realizar una estrategia muy agresiva a todos los niveles. Pero por ahora, Weinberg parece contento ocupando un pequeño nicho de mercado en el que tiene a la opinión pública a su favor.

 

 

 

 

 

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios