BAQUIA

El reloj no se detiene para DropBox, valorado en 10 mil millones de dólares

dropbox-logo.png

El ascenso de Dropbox ha sido impresionante: desde su lanzamiento en 2007 hacrecido hasta 300 millones de nuevos usuarios de 200 países diferentes. Según informes se ha valorado en 10 billones de dólares en enero de 2014.

Este crecimiento, impulsado por 1,1 billones de dólares procedentes de fondos de capitales de riesgo hace de Dropbox la startup con unos inicios más grandes en toda la historia de Silicon Valley. 

Pero Dropbox es también una empresa que se encuentra en una gran transición. 

La tasa de proyección de ingresos era de más 400 millones de dólares en diciembre, según una persona familiarizada con las finanzas de la compañía, así como un informe de The Information. Esto es sólo un 1/25 parte de su última valoración. 

Incluso si está creciendo a un ritmo del 50% anual, eso significaría  que es en unos 500 millones de dólares la tasa de proyección anual actualizada ahora, o aproximadamente un 1/20 de su último informe de valoración (Dropbox declinó hacer comentarios sobre estas cifras)

Dropbox for Business es la mejor oportunidad de la empresa para el crecimiento de la base de usuarios de pago de Dropbox. Con DFB, las empresas pagan 15 dólares por usuario al mes o 150 al año para el almacenamiento ilimitado y características adicionales como mejores controles de seguridad y de administración. Dropbox afirma que DFB ya ha registrado más de 100 mil empresas que pagan, incluyendo despliegues de toda la compañía en Spotify, MIT y National Geographic.

¿Puede DFB lograr que la empresa salga a bolsa como la empresa de los 10 mil millones dólares? Hablamos con varios conocedores que albergaban dudas sobre el producto y el ritmo de innovación de la empresa en su conjunto, así como un par que piensan que todo el mercado está en un lugar difícil, pero si alguien puede ganar, es Dropbox.

Dropbox en su conjunto está en un negocio brutalmente competitivo. El almacenamiento en la nube, en general, se dirige hacia algo que se llama la “carrera hacia el cero”, donde las empresas siguen bajando sus precios, mientras aumentan los límites de almacenamiento. Las grandes empresas como Microsoft, Amazon y Google no tienen miedo de perder dinero por adelantado para ganar cuota de mercado.

Fue sólo hace poco más de un año que Dropbox finalmente hizo de DFB una prioridad, a pesar de que era evidente que necesitaba ese empujón extra de los clientes empresariales, según nos cuenta un ex empleado.

En el último trimestre de 2013, Dropbox contrató a casi 200 personas nuevas, con un fuerte enfoque en la DFB. Casi todos los recursos en oficinas en el extranjero, que pasó de 3 a 10 en los últimos 12 meses, están exclusivamente destinados a la DFB. También se añadió un proceso de ventas más estructurado, lo que hizo las cuotas de ventas más altas y la presión más pesada.

Como resultado, la DFB ha firmado algunos grandes clientes empresariales, incluyendo Under Armour, News Corp, Hyatt, y Yahoo.

Después de salir Y Combinator en 2007, Dropbox consiguió 100 millones de usuarios en 2012, y 300 millones en 2015. Ese rápido crecimiento hizo que algunas personas sienten que ya lo habían conseguido.

Otra fuente que dejó Dropbox el año pasado, dijo que la compañía se ha convertido en mucho más lenta, ya que se ha vuelto más grande. (Dropbox pasó de 500 a 1.200 empleados en los últimos 12 meses.)

Otro ex empleado afirma que el gerente de operaciones Dennis Woodside, quien se unió Dropbox hace dieciocho meses tras liderar unidad Motorola de Google, ha puesto muchos nuevos procesos en marcha. Pero esta persona insiste en que el proceso, en lugar de desacelerar la empresa, ha llevado en realidad al lanzamiento de nuevas funcionalidades cada semana.

Cualquiera sea la razón, parece que el producto básico no ha cambiado mucho desde la creación de la empresa.

Dropbox en 2007 se ve y se siente casi el mismo producto que en 2015. Aunque Dropbox añadió 75 nuevas características en el cuarto trimestre de 2014, no se ven como grandes mejoras. Incluso hay antiguos empleados que dicen que han invertido más en infraestructuras de la propia empresa que en aspectos visibles.

Los inversores están de acuerdo en que DFB está todavía con los pies en la tierra, pero que su potencial es enorme.

A pesar de las opiniones de algunos expertos y de su lento crecimiento en innovación, Dropbox no está condenado. Todavía tiene un alcance increíble y sigue creciendo a un ritmo constante. Tiene una de las marcas más reconocidas on-line de la última década.

Pero Dropbox no puede frenarse. Está siendo exprimida por ambas partes, la del consumidor y la de la empresa, en la dura transición que supone pasar de una deshilvanada startup a una gran empresa con más procesos. La ventana para convertirse en una de las próximas grandes compañías tecnológicas de Silicon Valley se puede cerrar más temprano que tarde.

El reloj no se detiene.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios