Electronic Arts busca crear el Netflix de los videojuegos

1437692262713.png

No cabe duda que la industria lúdica, de ocio en general, está mostrando claros síntomas de cambio. El mundo del cine, las series de televisión y la música ya han dado el salto a un modelo de negocio totalmente distinto al que estábamos acostumbrados en las últimas décadas. Empresas como Netflix o Spotify han liderado el cambio.

Cada vez se busca menos en las tiendas un disco determinado o una película en soporte físico. En su lugar, los usuarios reclaman pagar una cuota mensual reducida para disfrutar de una colección completa de discos, películas o series de televisión. Netflix y Spotify son ejemplos de ello, pero también existen otros servicios como Wuaki.tv, Nubeox o la reciente entrada de Apple en la “tarifa plana” musical con Apple Music.

Las diferentes empresas cada vez tienen más claro lo que los clientes demandan. La cuota de estos servicios se mueven entre los 7 y los 12 euros mensuales aproximadamente. Es más barato que una suscripción media premium de un operador de televisión y ofrece un valor añadido más que apreciable para el espectador: escuchar y ver en cualquier lugar, y a cualquier hora. Se acabó esperar a una hora concreta para comenzar a ver un programa determinado.

En el mundo de los videojuegos, OnLive fue una de las compañías pioneras. Su servicio abría al cliente un catálogo de videojuegos de PC para disfrutar en cualquier momento. Sin embargo, su funcionamiento, al igual que otros similares, estaba limitado por la conexión a Internet del usuario, puesto que los juegos de ofrecían mediante streaming. El lag podía ser un gran impedimento, y de hecho lo fue.

PlayStation Now también ofrece, por el momento en fase beta en Estados Unidos y Japón, un servicio similar al que ofrecía OnLive. Sony piensa lanzar en PS Now un catálogo de sus juegos clásicos de PS3 y probablemente PS2 y de la PlayStation original. Sin embargo, en lugar de ofrecer una cuota mensual, Sony ha pensado en una modalidad de alquiler de dichos títulos. Los precios, totalmente desorbitados, no han seducido a los usuarios de PlayStation 4, que dejan de lado el producto, al menos en su fase beta. Un alquiler en PlayStation Now cuesta 7 euros por dos días, mientras que durante 30 días sube a 13 euros (para juegos de PlayStation 3). Para juegos de PlayStation Network, la cuota es algo menor: 4 euros por dos días y unos 11 euros por 30.

Este era el escenario que se presentaba en el universo de los videojuegos. Hasta que llegó Electronic Arts y lo cambió todo. El verano del año pasado, la compañía norteamericana presentó en sociedad EA Access. El programa consiste en un pequeño almacén de juegos gratuitos (FIFA 15, Battlefield 4 y la próxima entrada de Battlefield Hardline son varios ejemplos), descuentos por compras y acceso temprano a próximos lanzamientos. Y todo eso por tan solo 3,99 euros mensuales.

EA Access solo está disponible, eso sí, en Xbox One. Pero Electronic Arts no cesa en su empeño de llevar su programa a otras plataformas, y ha situado su punto de mira en el PC, ya que Sony le ha dado largas en más de una ocasión. Además, según publica PCGamesN, los planes de EA son más ambiciosos, y ya se habla de incluir títulos de otras plataformas después de que la empresa lanzara una encuesta pública preguntando a sus usuarios si estaría de acuerdo en que se ampliara el catálogo con títulos de Ubisoft, Activision o Take-Two. De llegar a un acuerdo, EA Access podría contener grandes juegos como los pertenecientes a las franquicias Assassin’s Creed, Call of Duty o Grand Theft Auto. EA quiere poner la primera piedra de un proyecto que podría dar mucho que hablar, y podría ser, ahora de verdad, el Netflix de los videojuegos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios