BAQUIA

¿Es el CIO una especie en extinción o en evolución?

26.-FuturodelCIO2.jpg

 

Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE

En muchas compañías, me atrevería a decir que en la mayoría, el CIO sigue siendo a día de hoy el responsable de los ‘Sistemas’, ese epíteto algo abstracto que se refiere a la informática que da soporte al negocio (BSS). Su tarea fundamental sigue siendo la disponibilidad y la eficiencia (tanto en términos de agilidad como de costes) de los sistemas informáticos de la compañía.

 

Sin embargo, la evolución tecnológica de los últimos diez años (como mínimo) está cambiando totalmente el escenario que afrontan las empresas. La informática ha salido completamente de los entornos tradicionales, empujada principalmente por las comunicaciones móviles y la consumerización de la tecnología. La revolución digital no va ya de personas interactuando con información digital, sino de personas interactuando con personas, máquinas con máquinas, y todas las aplicaciones que estos nuevos paradigmas pueden aportar. Y al estar prácticamente cualquier tecnología al alcance del poder adquisitivo de la mayoría de la sociedad, la tecnología ha unido los roles personal y profesional en un único entorno de dispositivos.

 

Ya no había departamento de una empresa que no usara sustancialmente los sistemas de información; ahora los sistemas ya no se encuentran a nivel de los procesos de negocio únicamente, sino que están introduciéndose en cualquier otro aspecto: Desde la eficiencia energética a las flotas de vehículos, pasando por sensores en todo tipo de elementos u objetos, incluso en las personas. Han proliferado montones de términos como el Internet de las Cosas (IoT, Internet of Things) y todos los Smart-algo, desde un teléfono a una nevera o una etiqueta de un jersey.

 

Esta es la revolución digital que en la que se están viendo envueltas las empresas y que de momento se está tratando de forma aislada salvo en honrosas excepciones. Muchos de los nuevos casos de uso están fuera del ámbito de responsabilidad del CIO a día de hoy. En algunas organizaciones se ha creado la figura del CDO, Chief Digital Officer, cuyo objetivo es convertir a la compañía en ‘Digital’, es decir, sacar el máximo partido a la simbiosis de los mundos físico y virtual en los que se desenvuelve el negocio (y nuestro mundo en general: empleados, clientes…). Pero cabe preguntarse si ese rol de CDO no debería ser la evolución del rol actual del CIO. En un extremo, los sistemas están evolucionando a base de términos como Cloud, Redes Sociales, Bid Data, Movilidad… en otro, la estrategia de evolución tecnológica de los sistemas tiene que incluir la visión digital de la compañía. Dejar al CIO para que “los sistemas no se caigan” supondrá a la larga que las compañías supuestamente digitales no habrán introducido en su ADN la nueva visión de la tecnología.

 

b2ap3_thumbnail_26.-FuturodelCIO.jpg

 

Por lo tanto, cualquier compañía que se enfrente a la pregunta de cómo convertirse en una compañía digital debería añadir la pregunta de qué rol va a desempeñar el CIO en toda esa estrategia. A su vez, el CIO debe aportar al Comité de Dirección una visión holística de la tecnología con una propuesta de valor que permita ir más allá de la eficiencia y la disponibilidad, yendo hacia la generación de ingresos y el incremento de valor del negocio. En el caso de que la compañía ya disponga de un CDO y organizativamente estén separados, es importante la búsqueda de sinergias y el trabajo en equipo para asegurar que el entramado de comunicaciones y sistemas tenga una robustez y flexibilidad que habilite nuevas posibilidades de negocio. No se trata únicamente de que los CIOs actuales adopten una nueva forma de ver los sistemas. Se trata también de que sean capaces de convencer al CEO de la necesidad de organizar las tecnologías digitales de forma coordinada con todas las unidades de negocio de la compañía, con una visión única.

 

El CIO se encuentra en una encrucijada. El tópico ‘renovarse o morir’ aplica perfectamente a este momento que les está tocando vivir de revolución en la relación con las tecnologías de la información.

 

Terminamos con un ejemplo: En una cadena de tiendas de ropa, ¿hasta dónde debería llegar el papel del CIO? Parece obvio que es el responsable de los Terminales Punto de Venta (TPVs), de los PCs, del sistema de inventario; pero… ¿qué decir de los espejos de realidad aumentada? ¿O del Digital Signage? ¿O del sistema de iluminación inteligente de la tienda, que lleva incluidos elementos on line para el ahorro?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios