BAQUIA

Europa se defiende de las acusaciones de politización en la sanción a Apple

La Comisión Europea ha negado que la sanción a Apple que le obliga a devolver 13.000 millones de euros a Irlanda se deba a intereses políticos sino que está basada en “hechos”.

Margrethe-Vestager-UE

“No, esta es una decisión basada en los hechos del caso, analizando como está organizada Apple Sales International en Irlanda, los beneficios que se registran allí y como tributaban”, ha asegurado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, en rueda de prensa.

Bruselas ha considerado necesario salir al paso de las acusaciones vertidas por el consejero delegado de Apple, Tim Cook, que calificó la decisión de “basura política” y de estar fundamentada en cálculos incorrectos, tal y como declaró en una entrevista con el diario Irish Independent.

Controvertidas acusaciones que se suman a mensajes envenenados, que advertían de consecuencias en materia de empleo e industria para Europa de seguirse adelante con la sanción, lanzados por la compañía nada más conocerse la decisión del órgano europeo, e incluso por los gobiernos irlandés y estadounidense.

Los cálculos sobre los que Bruselas ha calculado el importe -los 13.000 millones más intereses- que el gigante tecnológico deberá devolver a Dublín se basan en el hecho de que se benefició de una baja tasa efectiva aplicada a los beneficios de Apple, que llegó a reducirse al 0,005 % en 2014.

La Comisión ha llegado a esta conclusión, “precisa”, tras analizar los datos aportados a su investigación por la propia Apple, ha aseverado Vestager, quien confía en que una vez Apple e Irlanda presenten sus recursos contra la decisión, los tribunales europeos respaldarán a la CE.

Vestager ha reconocido que hubiera preferido publicar ya la versión no confidencial de la decisión, donde se incluyen los detalles de la investigación, pero “la pelota está ahora en manos de Apple e Irlanda”, con los que la CE tiene que acordar qué datos de la misma se mantienen sin publicar, si bien espera que “ambos sean abiertos y tan cooperativos como sea posible para poder publicar la decisión tan rápido como sea posible”.

Cruzada fiscal contra multinacionales

La cruzada que la Comisión Europea de Competencia mantiene contra las acciones fiscales de grandes multinacionales estadounidenses que operan en suelo europeo, entre ellas las tecnológicas Apple y Google, han llevado a Vestager a mantener diversas reuniones en Washington. Por lo que se ha mostrado dispuesta a continuar el diálogo en su próximo viaje a la capital política de Estados Unidos.

La política danesa ha insistido en la necesidad de que haya una mayor transparencia sobre la cantidad de impuestos que pagan las multinacionales en cada país europeo, de modo que sea más fácil detectar estructuras como la utilizada por Apple para derivar los beneficios generados en toda la UE a Irlanda.

No obstante, la investigación de la Comisión no entra a cuestionar la transferencia de los beneficios a Irlanda, aunque sí ha recomendado a otros países que se basen en la decisión de Bruselas para decidir si quieren o no reclamar los impuestos no pagados sobre los beneficios generados en su territorio.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios