Facua denuncia a Vodafone por cobrar las consultas telefónicas

Utilizar los servicios de la línea 123 ya no resulta completamente gratuito. Desde el mes de febrero, Vodafone está cobrando un monto de 2,5 euros por algunos servicios que se prestan vía telefónica. Tal novedad ha terminado en una acusación por parte de Facua- Consumidores en Acción que ha decidido demandar a la operadora y la acusa de cometer un acto ilegal.

Los servicios que ahora cobra Vodafone en la asistencia telefónica son la solicitud de códigos PIN/PUK, sacar duplicados de facturas, modificar la cuenta o la dirección para que un teleoperador realice el trámite e incluso consultar la permanencia de la línea.

El centro de la polémica es que estos servicios eran gratuitos en su totalidad, por eso Facua considera que cobrarlos viola las leyes vigentes al respecto y ha presentado su denuncia ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid.

El argumento principal es que las normas actuales establecen que los servicios de atención al cliente vía telefónica de las empresas de telecomunicaciones deben ser gratuitos. Además debe ser una persona física la que atienda las llamadas de los usuarios y aunque otras tecnologías pueden ayudar a complementar la información o ayuda al ciudadano, nada puede reemplazar al personal humano.

Vodafone asegura por su parte que este cambio pertenece a la estrategia de la compañía de fomentar canales alternativos como el internet, la aplicación móvil o el servicio de reconocimiento de voz para que los usuarios tengan diversas opciones de comunicación con la operadora.

Facua ha comentado que este es “un pretexto inaceptable y discriminatorio”, pues aún hay muchas personas que no saben acceder a internet ya sea por su edad o por no utilizar demasiado esta tecnología y deben acudir al servicio de un gestor para hacer cualquier cambio en sus líneas.

La organización afirma que el cobro de servicios telefónicos es una práctica que varios teleoperadores han empezado a utilizar, rompiendo las reglas. Además, debido a los acuerdos de permanencia firmados por el usuario, éste no toma la decisión de dejar el operador por no pagar las multas respectivas.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios