BAQUIA

Los líos de Uber en Latinoamérica

uber-vs-taxi

Uber conquistó Latinoamérica desde 2014, siendo acogido por usuarios que han encontrado un servicio diferente al acostumbrado y por conductores que lo utilizan para ganarse la vida.

Sin embargo, la llegada de Uber a la región ha sido más que tormentosa. No solo se ha encontrado con una legislación prohibitiva que considera su actividad ilegal, sino que también ha tenido que enfrentar las protestas de los gremios de taxistas, quienes habían dominado ese servicio particular de transporte desde hace años, y que incluso han llegado a la violencia, atentando contra conductores y usuarios de la aplicación.

¿Por qué la resistencia a Uber?

Causa curiosidad que un servicio de transporte no sea dueño de un solo vehículo. Su prestación es la tecnología de su plataforma, pero también es cierto que no deben invertir en gasolina, sueldos para conductores, mantenimiento de los vehículos y, mientras que no haya un marco legal, tampoco reportan impuestos.

Esto, sumado a que los propietarios de taxis deben pagar millonarias matrículas para poder operar un solo vehículo, y a que Uber ha sido tan exitoso que muchos de sus habituales clientes han emigrado del taxi a la aplicación, ha causado un revuelo que a unido a los gremios de taxistas en contra de esa modalidad de transporte.

En Chile exigen el exilio de la aplicación

La Confederación de Taxis Chile ha utilizado todas las herramientas legales disponibles para la salida de Uber del país austral. De hecho, han sostenido reuniones con la jefa del Programa de Fiscalización del Ministerio de Transportes, donde el gremio pidió a la autoridad que tome acciones legales a la brevedad en contra de los autos inscritos con las aplicaciones Uber y Cabify

Violencia contra Uber

En Colombia, el malestar que ha generado dicha aplicación dentro del poderoso gremio de los taxistas, ha hecho que los conductores del servicio tradicional emprendan todo tipo de acciones en contra de conductores y usuarios de la plataforma.

Han paralizado ciudades como Bogotá con paros y “operaciones tortuga” (se reúnen todos los taxis y andan por las calles, a todo lo ancho, a no más de 10 kilometros por hora). Han hecho bloqueos a los coches de Uber, bajando a los usuarios e increpando al conductor. Incluso han llegado al extremo de hacerse pasar por usuarios, pedir un Uber y luego retenerlo por horas.

Todo indica que el Gobierno está preparando una legislación especial para regular la actividad, tal y como sucedió con México en 2015.

México ya reguló el uso de Uber y Cabify

México entendió que la mejor forma de darle orden a la situación era mediante la reglamentación. Esta, además de exigirle unos pagos a dichas plataformas, las definió como servicios que se ofertan al público en general mediante un vehículo con chófer, cuyos miembros se suscriben mediante un contrato de adhesión electrónico que permite seleccionar una unidad, facturar y pagar con tarjeta de crédito.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios