MásMóvil compra Pepephone por 158 millones de euros

El operador de telecomunicaciones MásMóvil ha alcanzado un acuerdo para la compra en efectivo del 100% de las acciones del operador móvil virtual Pepephone por 158 millones de euros. 

MásMóvil compra Pepephone

MásMóvil informa en un hecho relevante al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en el que cotiza la compañía, que con la compra de Pepephone alcanza casi un millón de clientes de móvil, alrededor de 60.000 clientes de banda ancha, un nivel de ingresos esperado para 2016 superior a los 200 millones de euros y un margen de resultado bruto de explotación (ebitda) por encima del 10%, informa EFE.

Pepephone, operador móvil fundado en 2007, logró el pasado año más de 460.000 clientes de móvil, más de 35.000 de banda ancha y 64 millones de ingresos. Ahora Pepe World, Pepe Mobile, Pepe Latam, Pepe Energy y todas las filiales del grupo que operan bajo la marca Pepephone pasan a manos del operador amarillo, que ha tomado un posicionamiento que puede resultar decisivo para abordar finalmente la compra de Yoigo.

El operador telefónico, que ya ha entregado 20 de los 185 millones de la compra como pago a cuenta, espera que las sinergias de costes superen los 10 millones de euros anuales. Con esta adquisición MasMóvil alcanza la base de clientes móviles proyectada para 2018 con casi tres años de anticipación sobre el plan, lo que le hacer prever un “desarrollo exitoso” de su expansión en banda ancha, aseguran desde la compañía.

Asimismo, especifican que la compra se financiará a través de una combinación de deuda y la emisión de nuevas acciones de MásMóvil en una proporción de 50 de deuda y 50 de capital, para evitar que la operación tenga impacto en la capacidad financiera de la compañía.

El objetivo ahora, es centrarse en la optimización de los costes directos del negocio móvil, así como en la reducción de costes en la operación del negocio de banda ancha de Pepephone, que compró los activos procedentes de la desinversión que las autoridades comunitarias obligaron en la fusión de Orange y Jazztel.

La operación está sujeta únicamente a la autorización por parte de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC), y se espera que concluya antes de mediados de julio de 2016, tras la finalización de la “due dilligence” (investigación de la empresa comprada) confirmatoria.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios