BAQUIA

Nintendo sucumbe al Gamergate y despide a Alisson Rapp

rapp-vs-nintendo

“Alison Rapp ha sido despedida por una violación de la política interna de la empresa relacionada con haber mantenido un segundo empleo en conflicto con la cultura corporativa de Nintendo. Aunque el despido de la señorita Rapp viene tras haber sido el blanco de las críticas de determinados grupos a través de las redes sociales hace varias semanas, no hay ninguna relación”

De esta forma Nintendo trataba de hacerle frente a una crisis que vulneró su credibilidad, siendo objeto de severas críticas a través de las redes sociales, por despedir a una de sus colaboradoras por motivos diferentes a los argumentados en su comunicación, según lo ha manifestado Alison Rapp, quien fue empleada de la compañía recientemente.

Rapp no pasaba desapercibida, de hecho era muy conocida por los seguidores de la empresa nipona por protagonizar algunos capítulos de “Nintendo Treehouse”, por lo que la situación se tornó tensa, poniendo a la compañía en el ojo del huracán, con un sin fin de opiniones divididas, pues la imagen de Rapp había sido sistemáticamente golpeada con revelaciones que atentaban contra su buen nombre.

LA PERSECUCIÓN A ALISON RAPP

Se trata de una feminista confesa. La persecución hacia ella va por cuenta de sectores relacionados al movimiento Gamergate, que la acusaba de utilizar su posición en Nintendo para para introducir crítica social, algo que consideran fuera de lugar en los videojuegos.

Dicha persecución ha cavado en lo más profundo de la vida de la ex-empleada de Nintendo, sacando a la luz detalles oscuros de su vida, que más adelante habrían presionado a la multinacional a dar port terminado el contrato, ese a que los motivos expuestos fueran otros.

 

LA REACCIÓN DE RAPP AL COMUNICADO DE NINTENDO

Ante la reciente comunicación en la que Nintendo justifica los motivos que condujeron al término del contrato, Alison Rapp apuntó a decir.

“Este es el tema: ¿Crees honestamente que sin los ataques del Gamergate, la investigación y la revisión obsesiva de mi privacidad hubiera tenido lugar? ¿Crees que si la industria no tuviera miedo de las mujeres, de la discriminación positiva y demás, ese segundo empleo que tenía hubiera sido un problema? El grado de obsesión que se necesita para bucear en viejos tuits, encontrar direcciones, vincularme a cosas anónimas no relacionadas con videojuegos… no es normal en una industria profesional”.

El evento deja en el aire una crítica social en la que se cuestiona el difícil papel de la mujer en la industria de los videojuegos, tradicionalmente ocupada por hombres.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios