Nokia podría haber lanzado “su iPhone” a finales de los 90

P1-bh111_nokia__g_20120718190511

El ex-jefe de diseño de Nokia, Frank Nuovo, ha revelado en una entrevista para The Wall Street Journal que a finales de la década de los 90 la compañía finlandesa ya disponía de algunos prototipos de smartphones y tablets muy similares a los que Apple lanzó años más tarde con enorme éxito.

Más de siete años antes de que Apple presentase su primer iPhone, el equipo de Nokia ya contaba con un prototipo de smartphone con una pantalla táctil a color y un único botón. Según Nuovo, este prototipo era capaz de mostrar localizaciones en un mapa, comprar en tiendas o ejecutar juegos. Además, a finales de los 90, Nokia desarrollaba en secreto otro producto totalmente innovador: un tablet con conexión inalámbrica y una pantalla táctil, características que posteriormente fueron instaladas en el iPad de Apple.

Pero, ¿qué fue lo que impidió que Nokia sacara al mercado estos dispositivos? Los prototipos no terminaron de convencer a los inversores y operadores inalámbricos, quedando guardados para siempre en un cajón y dejando pasar una oportunidad única para introducir estas innovaciones en el mercado y de convertirse en lo que hoy en día es Apple. “Se me partió el corazón cuando Apple dió el salto al mercado con este concepto”, asegura Nuovo.

Cuando la gente se refiere al iPhone como un nuevo concepto, como una pieza de hardware única, me molesta.

Al parecer, no es la primera vez que Nokia ha echado atrás un proyecto por no contar con el apoyo de los inversores. El año pasado, un artículo de Gamerzona reveló que la compañía finlandesa desarrolló en 2004 un concepto de videoconsola que se manejase con los movimientos del mando. La idea no salió adelante, y fue Nintendo quien acabó apostando por este sistema años después en su consola Wii, consiguiendo beneficios millonarios.

Está claro que la falta de confianza de los inversores y operadoras ha sido una de las causas que ha llevado a Nokia a la situación actual, además de el error de desatender el desarrollo de software y abandonar dos sistemas operativos (MeeGo y Symbian). Después de haber sido el número uno en el mercado durante la pasada década, Nokia fue superada por otros fabricantes, hundiéndose en una particular crisis.

En la actualidad, Nokia atraviesa un momento delicado debido a un descenso de las ventas en el último trimestre del 39% y una caída de los ingresos del 18,6% respecto al mismo periodo del año anterior.

En estos momentos, la compañía finlandesa solo tiene dos salidas: apostar por Windows Phone 8, que podría impulsar la venta de estos terminales; o pasar a sumarse a la lista de fabricantes que apuestan por Android como sistema operativo.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios