BAQUIA

SHADOW IT (INFORMATICA EN LA SOMBRA)

2014-10-28-23.36.32.jpg

b2ap3_thumbnail_2014-10-28-23.36.32.jpgSHADOW IT (INFORMATICA EN LA SOMBRA)

 

Como decía Ortega y Gasset en su obra La España invertebrada, en este país faltan líderes; las grandes decisiones siempre las toma el pueblo. Y faltan líderes porque al que levanta la cabeza la guadaña se la cercena de forma inmediata.

Eso mismo ocurre en las empresas, en las que los CIOs mantienen unas posiciones defensivas que a la larga les lleva a posicionarse como un mero proveedor de los servicios básicos de conectividad y hardware.

En algunos casos esto se da porque el CIO se siente mucho más cómodo, por el mismo sueldo, haciendo menos. Y en otros porque el resto de departamentos se sienten incómodos yendo a “pedir” el soporte de IT para “su” proyecto que, si bien NO es informático, se apoya en un 90% en la tecnología. Y de tecnología todo el mundo entiende, como de fútbol. Hace unos lustros, ya se hizo el experimento en este país de hacer entrenador de fútbol a un afamado y crítico periodista deportivo,… con horroroso resultado, obviamente. Los críticos literarios son muy buenos críticos, pero muy malos autores.

Si sumamos ambos factores (la dejadez, a veces por aburrimiento e imposibilidad de IT, y la querencia de otros departamentos a hacer el IT por su cuenta) nos encontramos con un desastre en ciernes, sin ninguna duda: costes disparados, falta de integración, información desestructurada y custodiada de forma insegura, imposibilidad de evolucionar.

En mi experiencia como CIO, y teniendo que dedicar buena parte de mi tiempo (el más rentable para mi empresa) a reconducir e incorporar proyectos de IT que amenazaban con ir al margen de IT, contaba este “chiste” muy poco gracioso por o reiterado de las iniciativas de francotirador que iba encontrando: “no sé si es bueno o malo que desde contabilidad hayáis decidido comprar un nuevo sistema de Tesorería sin contar con IT, pero ¿qué te parecería que yo desde IT me montase “mi” sistema contable para llevar las cuentas de los sistemas informáticos y proveedores TIC de la empresa?”. Sería ridículo, ¿no? Ambas cosas igual de ridículas, ineficientes, incoherentes y ruinosas.

No existe ningún proyecto que sea del Dpto. IT. Ni los más técnicos. El primer ejercicio que se debe hacer antes de iniciar cualquier proyecto de IT es saber QUIEN es el Sponsor, a quién interesa, quién tiene que tirar del proyecto. Y nunca, nunca es IT. Pero IT tiene que estar en el proyecto, desde el principio, ayudando a definirlo, coordinando con otros departamentos implicados –un proyecto de Marketing también va a implicar al departamento de Contabilidad, pero eso NO lo sabe Marketing y sí es responsabilidad de IT, que es un departamento, tal vez el único realmente, transversal-, identificando todas las implicaciones, buscando alternativas, seleccionando proveedores.

TODAS esas tareas, aparte de dirección de proyecto, elaboración de documentación funcional, etc. las debe – y sólo las puede hacer TIC-. Si se dejan en manos de otro departamento ¿por qué nos extrañamos de los proyectos de IT siempre se hacen fuera de tiempos y fuera de presupuestos?

Soy gran defensor de la externalización del máximo de funciones rutinarias de TIC a empresas externas, pero el Control, el conocimiento y la fidelidad e implicación con la propia empresa no se puede externalizar. Las empresas tienen que tener buenos CIOs (un buen CIO no tiene un sueldo de un administrativo ¿parece obvio?… pues mire alrededor y se sorprenderá de los que siguen pensando, ahora que ya no hay pesetas, que dan duros a cuatro pesetas), CIOs excepcionales se encuentran en empresas punteras –no es casualidad, no, el dpto. de RRHH tiene bastante que ver en ello- y en las medianas más avanzadas, empiezan a verse Interim CIOs excepcionales, un modelo que empieza, lentamente a cuajar.

¿A qué se llama Shadow IT?. Shadow IT es la compra de servicios y sistemas informáticos por parte de departamentos de la empresa que no son TIC. Y esto ronda cerca un 40% de las compras TIC en las empresas. Tan esto es así, que buena parte de los proveedores deciden no “perder” el tiempo hablando con el CIO: se van directamente a quien tiene el presupuesto –que no es TIC- y “ya le dirán a TIC” lo que tiene que hacer. El escenario final es patética y ridículamente divertido: todo lo que no funcione será culpa de TIC “que no colaboró lo suficiente” y la situación a medio plazo, cuando se pida integración con el resto de sistemas, coherencia con el resto de sistemas de la organización, explotación coordinada de los datos y ni la haya ni sea posible… que “estos pájaros de mal agüero del TIC ya lo habían dicho”. Y vuelta a pagar al proveedor para rehacer lo mismo cinco años más tarde porque lo que hay no vale.

 

No hay líderes y las decisiones de sistemas se hacen de forma plebiscitaria, como el levantamiento del 2 de mayo o la toma de la Bastilla. Así Europa no va a levantar cabeza frente a la competencia americana y asiática. 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios