BAQUIA

Uber cancela las pruebas con coches autónomos en San Francisco

Uber ha anunciado que suspenderá el servicio de los vehículos autónomos en la ciudad de San Francisco, después de que la entidad reguladora de California anulara los registros de estos coches por no tener la autorización debida en ese Estado.

El Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV por sus siglas en inglés) fue la entidad que anuló el registro de estos coches autónomos de Uber. La empresa busca dónde reubicar esta flota de prueba de 16 automóviles modelo Volvo XC90, que hace unos días comenzaron a rodar por las calles de San Francisco, luego de llevar esta experiencia a la ciudad de Pittsburg desde el mes de septiembre. Uber acepta su error en un comunicado y asegura doblar esfuerzos para desarrollar leyes que les permitan operar con toda tranquilidad.

Antes de conocerse la comunicación en la que el DMV le exigía a Uber retirar sus vehículos autónomos de San Francisco hasta que se obtuvieran los permisos requeridos, la compañía de transporte privado dijo no necesitar autorización para la conducción autónoma, pues el conductor toma el mando del coche sólo cuando hay necesidad, ya que estos vehículos “todavía no están listos para conducir sin una persona que los vigile”, recordando que la persona toma el control del coche si la tecnología falla. Asimismo, los vehículos siempre tienen copiloto, un ingeniero que monitorea el funcionamiento de la tecnología incluida en el coche.

Según la revista Forbes, Brian G. Soublet, director adjunto de DMV asegura que emplear coches autónomos en vías públicas es ilegal si no se tiene la debida autorización y es que desde sus primeros trayectos en San Francisco, los coches autodirigidos de Uber, mostraron fallas como omitir un semáforo en rojo, mientras el peatón cruzaba la acera. Ante el video que evidenció el hecho, Uber dijo que el error fue humano y culpo al conductor al mando.

Al parecer esta es una decisión que se podría revocar en menos de 3 días y el DMV está dispuesto a ayudar a Uber para que el asunto se resuelva con prontitud. “Las regulaciones de pruebas de California para vehículos autónomos establecen un equilibrio entre la protección de la seguridad pública y la innovación”, dijo el DMV. “Uber es bienvenido para probar su tecnología autónoma en California como todos los demás, a través de la emisión de un permiso de prueba que puede tardar menos de 72 horas para emitir después de una solicitud completa se presenta. El departamento está dispuesto a ayudar a Uber a obtener un permiso con la mayor celeridad posible” aseveró el organismo.

En San Francisco ya son 20 las compañías que prueban un total de 130 vehículos autónomos, así como varios conductores de prueba individuales. Todos ellos han adquirido ya los permisos respectivos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios