BAQUIA

Uber España volverá a operar con conductores profesionales

Uber volverá a operar en España. La aplicación cambia de modelo para no infringir las leyes de nuestro país y solo ofrecerá transporte con conductores profesionales.

Uber dejó de facilitar sus servicios en España después de que el pasado 31 de diciembre de 2014 un juzgado madrileño ordenara el cese de la actividad y su prohibición en todo el territorio nacional tras la denuncia del colectivo de taxistas de la capital.

Uber vuelve a España

En un informe, la compañía reconoce haber “cometido errores en España”, aunque para el futuro ha decidido acometer cambios para ajustarse a las leyes que imperan en nuestro país: “Nos comprometemos a trabajar junto a los reguladores para facilitar el desarrollo de una regulación justa, que amplíe las alternativas de transporte de los ciudadanos y favorezca nuevas oportunidades económicas y de empleo”.

Para ajustarse a la regulación, Uber pedirá a sus conductores de una licencia válida si deciden prestar su servicio a la compañía. Para ello deberán enviar su solicitud a la plataforma con su documento de identificación, dirección de residencia, permiso de conducir, licencia válida, documentación del vehículo, justificante del mantenimiento del vehículo y de la póliza de seguro y un documento de antecedentes penales. Uber revisará toda la documentación antes de acreditar al nuevo conductor.

Uber, además, rechazará a todos los solicitantes que no cumplan los requisitos, incluido si son demasiado jóvenes, si su vehículo es muy antiguo o, sobre todo, como hemos comentado en el párrafo anterior, si tiene antecedentes penales.

La aplicación además incide que sus conductores no podrán aceptar viajeros que pidan trayectos directamente en la calle. Todos los clientes tendrán que salir a través de la App móvil. Los clientes además tendrán que tener una información precisa del coste del viaje solicitado antes del comienzo del mismo. Asimismo, la compañía se compromete a adoptar una política de no discriminación para conductores y usuarios y la libre competencia entre diferentes compañías de ridesharing.

No obstante, Uber queda a la espera de que en el futuro pueda usar su servicio UberPop, en el que los particulares pueden utilizar sus vehículo para transportar a otros usuarios.

“Estamos convencidos de que el cambio regulatorio se va a dar antes o después y de que acabaremos pudiendo prestar el servicio de UberPop, pero de momento nos centraremos en el servicio con conductor profesional”, explica el director general de la empresa en España, Carles Lloret, en declaraciones al diario EL PAÍS.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios