Volkswagen no despierta de la pesadilla, ahora el Golf eléctrico

Lo que parecía ser una jugada audaz para recuperar el buen nombre, parece estar resultando en otro fiasco que ha dejado como saldo el retiro de 5.561 vehículos eléctricos de la marca alemana en todo el territorio estadounidense.

volkswagen-golf-electrico

Era la última carta que le quedaba por jugar a la escudería alemana, que sin haberse recuperado de los efectos de la crisis de 2015, ahora se enfrenta una nueva embestida a su credibilidad.

Volkswagen está retirando todas las versiones vendidas en Estados Unidos de su modelo eléctrico de Golf, después de que la National Highway Traffic Safety Administration descubriera un fallo en sus baterías que produce la parada del coche.

La retirada de cada unidad comenzó el pasado 15 de marzo, luego de que dicha agencia entregara un diagnóstico en el que señalan un problema con el sistema de gestión de la batería que puede manifestar datos erróneos, causando que el vehículo se detenga de forma inesperada.

La retirada del mercado, que afecta a unos 5.561 vehículos en todo el país, es el último golpe para la mayor automotriz de Europa, que está tratando de dejar en el pasado el escándalo de las emisiones con una agresiva campaña verde, que incluye una gama de vehículos eléctricos, que según el presidente ejecutivo de la compañía, Mathias Muller, llegaría a veinte modelos al término de esta década.

ESCÁNDALO HISTÓRICO EN LA INDUSTRIA

En 2015, tras los hallazgos realizados por un grupo ambientalista llamado Internatinal Council for Clean Transportation, (ICCT, por sus siglas en inglés), más adelante respaldado por la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA), la escudería alemana reconoció que 11 millones de autos en todo el mundo podrían estar equipados con el programa trampa que utilizó para engañar a reguladores y usuarios sobre las emisiones contaminantes de sus vehículos diésel. La cifra, según reporta la misma marca, podría ser mayor.

Tal vez  uno de los hechos sobresalientes de Volkswagen en medio de la crisis ha sido que lejos de negar o desviar el curso de los hechos, reconocieron el error, ampliaron la información y ofrecieron soluciones.

A pesar de lo anterior, las pérdidas serán millonarias, teniendo en cuenta que también se avecinan complicaciones legales que incluyen la demanda criminal adelantada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios