¿Volverá de nuevo la soberanía de Microsoft con Windows 10?

windows-10.jpg

El próximo 29 de julio Microsoft lanzará Windows 10, una nueva versión de un sistema operativo que, aunque tradicionalmente ha ocupado una posición claramente dominante en el mercado, lo cierto es que poco a poco sus competidores se han ido abriendo hueco, especialmente desde la proliferación de smartphones y tablets.

Por este motivo, en Microsoft están haciendo todo lo posible por impulsar Windows 10, desde lanzarlo con compatibilidad para todas las plataformas, tanto ordenadores como dispositivos móviles, con lo cual esperan fidelizar al usuario en toda su gama tecnológica (si bien el lanzamiento para móviles está programado para más adelante), hasta ofrecer un año de renovación gratuita a los usuarios actuales de Windows 7 y 8.1.

¿Será suficiente para reafirmar su liderazgo? ¿Cómo se distribuyen los usuarios de sistemas operativos con la proliferación de smartphones y tablets? ¿Tienen las anteriores versiones de Windows un número considerable de usuarios que aseguren el éxito con el trasvase gratuito a Windows 10? Tomando como referencia una muestra de usuarios,esta sería la comparativa entre sistemas operativos y una panorámica internacional con las diferencias entre países.

b2ap3_thumbnail_infografa-windows-10.jpg

Windows y su competencia

Cada vez que se lanza una nueva versión de Windows se suceden críticas y comentarios que muestran su aprobación en mayor o menor medida, en función de las novedades introducidas. Tanto es así, que Microsoft nos ha acostumbrado a un carrusel de altibajos en los últimos años.

En el infográfico podemos ver las versiones más utilizadas de los sistemas operativos tanto de ordenadores como de dispositivos móviles, y en él encontramos la prueba de la montaña rusa de Microsoft. Y es que la última versión lanzada,Windows 8.1, goza de menor aceptación que su predecesora, Windows 7, con un 12% frente a un 35%. Esta última vino a suceder al polémico Windows Vista, que ni siquiera se cuela en el top 5, y que provenía del exitoso Windows XP, aún con presencia en un 8% de los ordenadores 14 años después de su lanzamiento.

En este sentido, se podría decir que Windows 10 tiene margen para captar tanto a usuarios que están deseando renovar sus versiones antiguas como a los descontentos con las novedades de la última actualización, como el polémico botón de inicio. Si se tiene en cuenta que Windows 7 y 8.1 son los dos más utilizados y suman un 47% de los usuarios españoles, la actualización gratuita a Windows 10 puede reportarle una sustanciosa porción del pastel.

No obstante, la competencia se cuela en este top 5 aproximándose peligrosamente, algo nunca imaginado hace unos años. Apple, con su iOS 8 para iPhone y iPad, se sitúa en el tercer puesto con un 10%, algo con bastante mérito si se tiene en cuenta que es la versión más reciente de las cinco y que, por lo tanto, ha tenido menos tiempo de calado para pisarle los pies a Windows 8.1, tan solo desde septiembre de 2014. En julio de 2015, un 84% de los usuarios de Apple ya habían actualizado a iOS 8, lo que sin duda supone todo un caso de éxito de trasvase de usuarios.

Como no podía ser de otra forma, Android 4.4 también se hace un hueco en el ranking con un 9% de los usuarios, situándose en el cuarto puesto. Cabe señalar que no se trata de la última versión del sistema operativo de Google y que, teniendo en cuenta que es el más utilizado en España, se concluye que sus usuarios permanecen altamente diseminados entre las diferentes versiones, algo que puede deberse a que las actualizaciones dependen, en gran medida, del fabricante del teléfono.

Reparto de sistemas operativos: ordenadores vs. dispositivos móviles

Al desgranar este ranking entre dispositivos, observamos que Windows no tiene competencia en ordenadores de sobremesa y portátiles. Cuatro de sus versiones acaparan el top 5 y, al realizar una comparativa entre fabricantes, el sistema operativo de Microsoft arrasa entre el 88,01% de los usuarios. Por su parte, Apple y su Mac OS se deben contentar con un 5,92% y, Linux, con un 4,11%.

No obstante, en cuanto se atiende a los dispositivos móviles se encuentra el gran talón de Aquiles de Microsoft, ya queWindows Phone apenas es utilizado por un 1,09% de los usuarios. Android se convierte en el sistema más elegido con un 60,64%, un porcentaje que se disuelve entre sus diferentes versiones, que quedan por detrás de iOS 8, lo que viene a confirmar lo explicado en el anterior punto. De entre el 37,85% de usuarios que utilizan iOS, un 29% cuentan con la octava versión.

¿Presenta Windows los mismos puntos fuertes y débiles en Europa?

Cuando se toman los datos de los usuarios de esta muestra, se observa que, efectivamente, Windows mantiene un claro liderazgo en ordenadores y se hunde estrepitosamente con los dispositivos móviles.

Como curiosidad, se podría destacar que, con un 89,42% de los usuarios, Polonia es el país en el que más se utiliza Windows y donde menos se usa Mac OS, en tan solo un 1,92% de los casos, frente al 9-11% de Alemania, Reino Unido y Francia. Esta tendencia parece ser paralela al “éxito” de Windows Phone, ya que un 1,97% hace uso de este sistema operativo en Polonia, frente a porcentajes que ni siquiera superan el 0,3% en Alemania, Reino Unido, Francia e Italia.

Por tanto, podemos ver que España es un país interesante para Microsoft, donde alcanza cuotas ligeramente superiores a las de otros países europeos. Veremos si a partir del 29 de julio esta tendencia se mantiene con el nuevo Windows 10.

Fuente y muestra de usuarios: david Carro (Idealo)

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios