BAQUIA

¿Es el meme el futuro del branded content?

El “contenido” más viral, descuidado, a veces humor, a veces sátira, a veces ironía, a veces friki, a veces sexo, a veces repetitivo; deportivos o político, de famosos o del pueblo: el meme.  Ese fotomontaje rápido y a veces cutre, poco profesional, de rabiosa actualidad y que llega desde cualquier red y salta a cualquier otra, que compartes con amigos, compañeros de trabajo, la familia o incluso con tus hijos. El meme, ¡qué grande el meme!

¿Qué sería de los grupos de WhatsApp sin los memes? ¿Qué sería de una final de Champions sin sus memes?

El meme no ha venido para quedarse, ya existía, pero le faltaba democratizarse a través de los usuarios. A nadie le han explicado que tipo de contenido es un meme y ya lo hemos adoptado, nos guste o no (el concepto).
De los millennials a los cincuentones, usuarios o medios, no hay grupo o red social que no se halla visto invadido por este fenómeno, incluso algunos rentabilizan con éxito dicho contenido.

Es posible que la red, los propios usuarios, nos esté dando la clave: ¿y si el meme, o mejor, los memes, son el maravilloso vehículo que todas las agencias están buscando para crear branded content para sus marcas?

Toda agencia que se precie, se pasa el día buscando y creando “contenidos virales” para sus anunciantes, que tengan recorrido, que perduren, que se muevan en medios o redes y que dejen ese poso de marca de manera sibilina para el usuario receptor del contenido, sin que parezca publicidad, es decir, “que sean los propios consumidores
los que reclamen dicho contenido”. Lo dicho, el meme.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios