La gamificación en las apps móviles para mejorar la productividad

La gamification o gamificación es el uso de mecánicas de juegos para transformar los procesos rutinarios en actividades más lúdicas, eficientes y rentables para las compañías. Lo que se pretende es incentivar la motivación, la concentración, el esfuerzo o la fidelización de clientes. Son muchas todavía las empresas que utilizan este sistema, aunque estas suelen tener un perfil tecnológico.

Hay empresas que utilizan apps gamificadas para contratar talento a través de videojuegos que simulan los altibajos de la Bolsa u otros sobre cómo gestionar un restaurante, por poner algún ejemplo.

Se trata de una práctica que lo que pretende es reproducir el camino de la vida a través de juegos o videojuegos. De esta forma se resta stress, tensión o miedos a las personas en determinadas situaciones para valorar mejor sus aptitudes y consecuentemente obtener los objetivos deseados.

Ofrecer beneficios al cliente o consumidor, ya sea mediante estrategias de fidelidad o ir ganando puntos en el juego consiguiendo hitos, son ganchos en las estrategias de gamificación para conseguir que el cliente realice tareas tediosas, o simplemente conseguir que el usuario haga mayores tiempos de estancia, impactos publicitarios o compartir en redes sociales, etc.,

El momento de revolución digital que estamos viviendo actualmente ha hecho que de alguna forma se dé más auge a este tipo de elementos lúdicos.

Últimamente las estrategias de gamificación se están saliendo del marketing y se están trasladando al terreno de la comunicación interna y los recursos humanos. Hay una necesidad acuciante en las relaciones con el empleado, se le está dando una mayor prioridad ya que no deja de ser un cliente más para la empresa. Por eso, algunas de las organizaciones más innovadoras, en todo este cambio de transformación digital, están llevando sus obsoletas intranets y repositorios de información a aplicaciones para el empleado.

El hecho de poder consumir información de forma inmediata y desde cualquier sitio facilita, mejora y agiliza procedimientos internos.

En algunos casos no se trata de sustituir lo que ya existe, que si está optimizado no hay porqué cambiarlo, pero sí ofrecer los beneficios de la movilidad al empleado para que pueda acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar o notificaciones push además del mail, beacons, geolocalización, etc.

Además, incluyendo esta capa de gamificación en las aplicaciones de los empleados se consigue mayor productividad, ya que se motiva al empleado con premios o reconocimientos a aquellos que son más activos compartiendo información, comentando, dando feedback, solicitando las vacaciones desde la aplicación o accediendo a formación online a través del smartphone.

Todos estos elementos que facilitan la vida del empleado, le hacen sentirse parte de una organización, ese sentimiento de compromiso y de pertenencia a un grupo, se traduce en un incremento de productividad, al mismo tiempo que se siente más valorado, respetado y escuchado.

Por lo tanto, con una pequeña dosis de gamificación en las organizaciones el empleado está más incentivado y motivado, lo que se refleja directamente en que la empresa consiga mejores resultados.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios