BAQUIA

Imposible obviar el mundo digital

No es que el mundo esté cambiando. Es que ya ha cambiado. Y las empresas, así como sus profesionales, también se han visto obligadas a adaptarse al entorno digital. Por eso, la inversión que estas destinan al marketing online es cada vez mayor.

Las compañías clásicas, que durante décadas se habían hecho grandes en un mundo off, desconectado, han tenido que reinventarse y cambiar sus estrategias para convivir con el universo on. No se ha tratado de una separación radical, tampoco de dejar sus áreas de negocio tradicionales. Para conseguir campañas más eficientes que ocupen todos los canales, han optado por crear sinergias con este otro mundo online.

De ahí, que la capacidad de adaptación al cambio sea la clave del éxito en este nuevo universo. En el sector del retail, también.

Si las empresas no se suben al carro de las nuevas tecnologías, sus clientes las percibirán como algo obsoleto.

El riesgo de no hacerlo, de ignorar este campo, es demasiado alto. Si las empresas no se suben al carro de las nuevas tecnologías, sus clientes las percibirán como algo obsoleto y buscarán soluciones más avanzadas en otro lugar.

Junto con las nuevas estrategias de marketing, en las que la unión de lo off con lo online es sinónimo de éxito, ha cambiado el perfil del consumidor. Ya no es un sujeto pasivo y lineal al que hay que impactar. Se trata de una persona “hiperconectada” y cuyos hábitos de consumo también han dado un giro de 180 grados. Si eres el último en llegar puede que ya sea demasiado tarde.

Por eso es vital mantener unos servicios y productos acordes con lo que la sociedad demanda hoy. En este sentido, Futurizz nos ayudará a los profesionales del sector a comprender mejor esta transformación empresarial y a dotarnos de los instrumentos necesarios para adaptar nuestros ecosistemas a lo que algunos expertos denominan ya como la cuarta revolución industrial: la revolución digital.

Es vital mantener unos servicios y productos acordes con lo que la sociedad demanda hoy.

Sin duda, nos enfrentamos a todo un reto: detectar, analizar, comprender y enamorar a los nuevos consumidores sin olvidar a los de toda la vida. Gracias a la fuerte penetración de Internet en todos los hogares y a la alta tasa de uso de smartphones en España, las estrategias de marketing digital se abren camino a pasos agigantados, pero también es cierto que podrían provocar el efecto contrario: hartazgo o empacho digital.

La digitalización no sólo está en las pantallas o instrumentos que utilizamos para conectarnos al mundo, sino también en el espíritu de las empresas. Y ahí es donde aún queda mucho camino por andar.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios