BAQUIA

¿Qué pasa con el Software?

Cuando Thomas J. Watson, el que fuera CEO de IBM entre los años 1914 y 1956, dijo en uno de sus discursos “El mundo no tiene capacidad para utilizar  más de cinco a seis ordenadores” no estaba loco. Inmerso en el gran cambio de su época, de las máquinas de escribir a los primeros ordenadores, no pudo ver que, con el tiempo, un ordenador de 300 millones de dólares, que ocupaba un edificio entero y consumía la electricidad de un pueblo de cierta envergadura, iba a  poderse llevar en la mano, disponer de 1.000 veces la capacidad de computación existentes en aquellos primeros ordenadores y valer menos de 1.000 dólares.

Eso no ha pasado con el software. Seguimos utilizando mucho código, reinventando la rueda a diario y haciendo que cualquier desarrollo sea un dolor. Además un dolor muy caro.

Si hubiéramos podido hacer lo mismo que con el hardware, hoy podríamos desarrollar un ERP en un par de días y hacerlo por un coste ridículo. No ha sucedido. Ha habido avances pero no que fueran comparables a los del mundo del hardware.

¿Cuáles son los grandes problemas, todavía hoy, para conseguir desarrollar sistemas eficaces a un coste razonable? El primero es, sin lugar a dudas,  el planteamiento de dichos proyectos.

La necesidad la tiene un departamento concreto y la posible solución la informática de la empresa. Esta es un recurso finito, caro y dado a tener una agenda propia. El Director Comercial quiere una aplicación que le permita vender más pero mi gente, piensa el CIO,  está ahora migrando las bases de datos a una nueva plataforma y además hemos decidido implementar un sistema de medición que nos va a llevar todos los recursos internos durante meses. A lo mejor le podemos ofrecer una solución subcontratada que, por lo cara, no va a poder llevarse a cabo.

Aparte de eso, las necesidades del negocio y las de la tecnología, aunque poco a poco se van orientando en la misma dirección, siguen teniendo muchos puntos de roce sin resolver.

Vivimos una época de cambio constante, las empresas tienen que digitalizarse a marchas forzadas y los recursos informáticos proceden del Siglo XX y carecen de la flexibilidad que requiere el mundo de hoy.

¿Hay soluciones para ello? En Baquía las vamos a ir presentando poco a poco. A partir de ahora empezamos a preparar un Blog de especialidades para que vuelva a ser una referencia fiable tanto para ejecutivos del negocio como para tecnólogos que necesitan ayuda.

 

Muy pronto.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios