BAQUIA

Retos para un emprendedor que busca internacionalizarse

Durante mi etapa como estudiante del Máster in Management decidí trasladarme a un pueblo de Nepal durante dos meses para desarrollar un proyecto de emprendimiento. A raíz de un estudio de investigación de terreno, mi equipo y yo identificamos que las mujeres del pueblo necesitaban independencia financiera y un momento para ellas solas, lejos de los niños y del trabajo en el campo, para poder reunirse entre ellas. Con un dinero levantado por nuestros propios medios, desarrollamos en colaboración con los habitantes del pueblo una escuela de costura para las mujeres.

La escuela sigue funcionando y aportando una independencia financiera a las mujeres. Esto ha sido mi primera experiencia emprendedora en un entorno cultural radicalmente diferente del mío. Esta experiencia me hizo “click” y realicé lo que me hacía vibrar: crear impacto social en una comunidad desarrollando proyectos innovadores con pocos recursos, aún más en un entorno cultural distinto del mío.

Eso fue para mí una experiencia que me transformó. A raíz de ella, tenía muy claro que quería emprender o participar en un proyecto emprendedor acerca de la educación, un tema que me apasiona.

Por eso decidí participar en la formación de emprendimiento social de ESCP Europe en Madrid, “Option Entrepreneurship”. Para mi gran sorpresa, los Directores de la Cátedra de Emprendimiento en Paris me propusieron el trabajo de desarrollar la Cátedra en la capital española : una experiencia de puro intraemprendimiento.

Desde que aceptara este reto hace ya dos años he experimentado lo que significa ser intraemprendedora en un país extranjero, como Directora de la cátedra de emprendimiento del campus de ESCP Europe en Madrid, y también desde mi propia experiencia personal. He cometido errores, y de estos fracasos he aprendido, lo que me ha llevado a recoger varios de los consejos que quiero compartir aquí y que considero puntos clave para un emprendedor que se quiera internacionalizar:

  1. Dominio del inglésParece obvio, pero no lo es tanto, ya que existen aún formaciones y actividades para emprendedores que no integran el inglés. El European Digital City Index 2015, que posiciona a Madrid en el puesto 12 de ciudades de emprendimiento en Europa, destaca que Madrid mejoraría este posicionamiento si se hablase mas inglés.
  2. Asegurarse de la estabilidad y calidad de su producto.Internacionalizarse con un producto no estable es muy costoso. También, si buscas internacionalizar tu producto a los EEUU, hay que tener en cuenta que el mercado de allí es mucho más exigente que el europeo. Puede que un producto sea muy bien valorado en Europa pero al llegar a EEUU se enfrenta a un público más riguroso, por lo que hay que trabajar mucho en el producto para que esté a la altura del mercado.
  3. Elegir el destino de internacionalización después de un estudio profundoNo hay una área de internalización ideal para todos los productos, ni la internacionalización es un paso imprescindible para todas las startups. Recomendamos a los emprendedores que estudien de una manera muy profunda el país o los países en los cuáles se quieren internacionalizar. A través de un estudio de mercado y entrevistas a los actores locales del ecosistema que pueda durar unos meses, los emprendedores deberían investigar el marco sociológico, económico, legal y político del sector de su negocio en el país. Analizar bien a los competidores locales y entender en qué medida tú como nuevo actor aportarás valor al mercado local. Este estudio de exploración permitirá juzgar la relevancia o no de una inversión en la internacionalización de ese país, antes de haber invertido recursos humanos y financieros en ello.
  4. Decidir de la estrategia de internacionalización Hay muchas formas diferentes de internacionalizarse:Exportación.
    Licenciamiento
    Franquiciamiento, creación de ‘joint ventures’ con empresas locales
    Producción deslocalizada (parcial o totalmente).
    Internacionalización con presencia comercial propia.
    Cada forma requiere una inversión diferente y es relevante según el estado de desarrollo de la startup. No existe una fórmula mágica que venga bien para todos.
  5. Reclutar un “Business Developper” local
    Una vez decidido el país y la estrategia de internacionalización, es recomendable reclutar un perfil emprendedor de desarrollo de negocios nativo o muy impregnado de la dinámica del país. Esta persona será clave para crear contactos, alianzas y relaciones comerciales en el país de internacionalización. Es muy importante formar bien a esta persona e integrarla en el equipo de la startup en el país de origen, para que conozca bien el producto y los valores de la empresa.Se recomienda que los equipos comerciales estén en el país de internacionalización, aunque los equipos técnicos se puedan quedar en España donde el coste laboral es menor y la lealtad de los desarrolladores es mayor que en los EEUU.
  6. Poner el foco en la comunicación local
    Es importante invertir mucho tiempo en realizar una buena estrategia de comunicación con la prensa y a los bloggers del país para dar a conocer su producto. Contar una historia, de manera didáctica y original, es clave para la prensa.
  7. Tener cuidado con el “Cash Burn”
    Se quema mucho dinero en el proceso de internacionalización -lo que se conoce como cash burn-. Sobre todo en los EEUU donde los costes de vida y laborales son muy elevados –San Francisco es ahora la segunda ciudad más cara del mundo-. No sólo hay que tener mucho cash para lanzarse, sino que también hay que cuidar cómo se gasta.
  8. No descuidar el foco en las operaciones en el país de origen
    Nunca perder el foco en los clientes actuales, que permiten financiar la operación de internacionalización y son los embajadores de la marca.

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios