La Transformación Digital implica a todos los perfiles de la empresa

Hace unos días asistía a una conferencia en la que se hablaba sobre la presión que la Transformación Digital está ejerciendo actualmente sobre muchos directivos de todo tipo de empresas, pequeñas, medianas y grandes. No es para menos, si pensamos que la Transformación Digital representa una cosa distinta según a quién preguntemos. De hecho, las empresas inmersas en la transformación digital están cambiando su estructura y su modelo de negocio lo que lleva precisamente a que muchos de estos directivos no sepan bien cómo empezar a actuar. Lo que sí parece que tenemos todos muy claro es que el objetivo máximo pasa por crear una experiencia memorable en nuestros clientes y usuarios.

Esta presión es aún mayor si observamos lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. Nos movemos en un mercado cada vez más competitivo y marcado por la velocidad, lo que hace que los equipos de trabajo y las empresas se sientan en muchas ocasiones en la “obligación” de lanzar sus productos y servicios lo antes posible.

Las recientes plataformas y herramientas que están surgiendo nos han abierto los ojos a nuevas experiencias de usuario y han puesto en jaque a grandes sectores tradicionales.

Por poner dos ejemplos: Skype es una gran compañía de servicios de telecomunicaciones que no tiene infraestructura telefónica, o Airbnb uno de los mayores proveedores de alojamientos, que supera en cifra de negocios a las cadenas de hoteles, no tiene sin embargo, ni edificios ni inmobiliarias en propiedad.

Cada vez es más habitual comprobar cómo el CIO (Director de Sistemas), hasta el momento profesional con gran experiencia en su materia, debe ahora revisar sus competencias y cambiar su planteamiento. Y no solo él, sino que en esta era de cambio hay que redefinir el papel de cada uno de los profesionales de la empresa.

Junto con el CIO son muchos los perfiles implicados en el proceso de Transformación, empezando por el responsable de Marketing Digital, el Científico de Datos, los nuevos roles que se están creando y por supuesto el CEO. Y es que la Transformación Digital está expandiéndose en cada área de empresas y proyectos.

El Científico de Datos o CDO es un perfil de gran valor añadido tanto en las ciudades inteligentes (smart cities), como en el ámbito empresarial de cualquier sector, sobre todo si tenemos en cuenta que ninguno es inmune a la Transformación Digital. Se trata del “perfil dorado” más buscado por las empresas, gracias a a la confluencia en un solo perfil de técnica, de analítica y de conocimientos de negocio. Es aquí donde reside su reto actualmente: salir de la centralización de una función puramente analítica, para abrir los contenidos, datos e información al resto de la organización.

Los datos ayudarán a marcar el camino de la estrategia, y el rol del Científico de Datos debe unirse en adelante al del Director de Sistemas y al de Responsable de la estrategia digital o CDO (Chief Digital Officer). Este nuevo entorno permitirá a los CIO desarrollar su carrera de manera diferente, en la que el cambio vendrá marcado por estar más implicados en el negocio y en generar crecimiento, así como por su mayor involucración en los Comités de Dirección.

Otro talento y perfil es el del Chief Marketing Officer (CMO). Hemos pasado de la publicidad offline tradicional y las campañas masivas dirigidas a todo el mundo a través de canales tradicionales, a trabajar en una versión más evolucionada del Marketing. Ahora el foco se sitúa en la estrategia digital a través de un mensaje claro, sin asteriscos ni letra pequeña. El cliente se encuentra en el centro absoluto de las campañas y, aunque las características del producto que se vende siguen siendo importantes, es el usuario a quien debemos escuchar.

Las campañas cada día están más y más segmentadas  y van directas al cliente, a mejorar su experiencia con el producto o servicio en concreto y con el objetivo máximo de MEDIR. Una vez más encontramos la gran relevancia de los datos.

La clave está en reflexionar de manera completamente diferente para hacer un Marketing adaptado a la era digital.

Fijémonos, por ejemplo, en la evolución de las campañas de publicidad en un medio tan tradicional como es la televisión. Desde hace poco más de un año, las startups más innovadoras ocupan las franjas de prime time para anunciar sus servicios.

La creatividad, visión y la capacidad de innovar y pensar diferente son grandes retos hoy en día para todos los perfiles sin excepción. Esto se une tanto a la labor de orientar los negocios tradicionales hacia la Transformación Digital para evitar que desaparezcan, como a la necesidad de reaccionar rápido y de conocer e integrar las competencias digitales en nuestro trabajo.

Y en este cambio, todos los perfiles de la empresa están implicados.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios