Whisper: una red social para contar lo inconfesable

No conformes con publicar todo tipo de intimidades en redes sociales como Facebook y Twitter, cada vez son más los usuarios encantados de revelar secretos en la Red. Primero fueron los populares Informers, un boom de páginas de cotilleos en Facebook que dieron lugar a varios casos de ciber acoso escolar. Ahora es el turno de Whisper, una aplicación móvil y red social donde los usuarios publican de forma anónima secretos inconfesables.

Aunque en principio pueda parecer una idea alocada, Whisper ya se ha ganado la aceptación de sus usuarios, acumulando nada menos que dos millones y medio de páginas vistas desde su lanzamiento en mayo de 2012. Su creciente popularidad ha llamado la atención de los inversores, y ha cerrado una ronda de financiación por 21 millones de dólares proveniente de inversores como Sequoia Capital, Lightspeed y Trinity.

Whisper es poco más que una aplicación que permite compartir fotos y texto de forma totalmente anónima. Desde el secreto más oscuro hasta frases divertidas e ingeniosas tienen su lugar en Whisper. Pero sin embargo, el crecimiento de esta aplicación refleja algo más que el morbo de los usuarios y la atracción por los secretos e intimidades de los demás: un importante cambio en los derechos de privacidad en el mundo de Internet y la tecnología.

Whisper

Internet es cada día menos anónimo, lo que ha provocado que las personas sean cada vez más reacias a compartir datos privados relevantes sobre empresas e incluso algunos asuntos públicos turbios (admirar a Assange está muy bien, pero pocos querrían acabar en su lugar). Es por eso que hemos podido observar un rápido crecimiento de aplicaciones, plataformas y tecnologías destinadas a preservar la identidad de sus usuarios. Es el caso de Snapchat, el aumento de las Bitcoin y las consultas en DuckDuckGo (un motor de búsqueda que no hace seguimiento de sus usuarios).

En definitiva, Whisper pretende convertirse en una plataforma en la que sus usuarios no tengan que preocuparse en todo momento de la configuración de privacidad, del estado de su reputación y de su huella digital. A pesar de que muchas redes sociales están destinadas a conectar a sus usuarios, acaban paradójicamente desconectándolos a causa de estos miedos y preocupaciones.

Whisper tiene el objetivo de dar a sus usuarios un lugar donde ver el mundo de otra manera, aunque, eso sí, no pretende que dejen de utilizar otros sitios como Facebook o Twitter, donde su identidad está ligada a su nombre de usuario. “Nadie querría compartir secretos en un sitio como Whisper si no existieran otros lugares donde deben tener más cuidado. Es como el ying y el yang, no puede existir uno sin el otro”, asegura Michael Heyward, su creador.

En el futuro, Whisper planea hacer que sus usuarios puedan buscar susurros relacionados con una palabra, un sentimiento o una determinada ubicación de forma más sencilla. Además, una gran parte de la inyección de capital será utilizada para ampliar su infraestructura.

Sin duda, será curioso ver cómo Whisper reúne confesiones tan variadas como una queja sobre un profesor de instituto e información confidencial de un soldado sobre un posible entrenamiento de guerra. Y tú, ¿ves a Whisper como herramienta para promover la libertad de expresión y opinión? ¿O como una diversión más para los adolescentes?


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios