Comenzando de cero: Elige en qué redes quieres estar

REdes-sociales-dedo.jpg

Cuando nos aventuramos a entrar en el mundo de las redes sociales normalmentese tiene la mala costumbre de no llevar a cabo una planificación de qué queremos, de a quién queremos llegar realmente con estos canales o mediante qué herramientas. Lo ideal es tejer un plan de redes para evaluar todos estos parámetros y luego seleccionar lo que realmente necesitamos.

Además de las redes más populares como Facebook, Twitter, Google+, Youtube, Instagram,etc…hay un gran abanico de muchas más dependiendo de su temática y especialización. Encontramos las ya nombradas redes generalistas u horizontales, las profesionales o verticales (linkedin,Xing, Viadeo…), las de geolocalización (Foursquare, Swarm, TripAdvisor, Bliquo…); de temáticas más especializadas (Flickr, Youtube, Last.fm, Wipley…) Es decir, hay para todos los gustos.

Al final, todo depende de nuestras necesidades y los recursos con los que contamos para gestionarlas bien. Porque hay que resaltar que sólo deberías estar presente en aquellas redes que puedas realmente gestionar. El estar por estar no es recomendable. Mejor contar con menos redes, pero hacer un buen trabajo. Este es uno de los errores más habituales. Sobretodo en aquellas empresas que comienzan en este mundillo con mucha ilusión y no miden bien.

Ten en cuenta que para gestionarlas bien se necesita mucho tiempo y recursos. Son necesarias muchas horas de monitorización, planificación, vigilancia ante posibles crisis…

La gran pregunta es ¿qué red social usar? Como hemos mencionado, piensa bien cual es tu público objetivo, su edad, qué tipo de mensaje quieres transmitir, si tu producto o servicio encaja con los usuarios de esa red, cuál es el grado de interacción que deseo o si tengo el personal adecuado para gestionar la red elegida, entre otros aspectos similares. Ten en cuenta que una vez elegidas debes establecer un “tono” y conocerlas muy bien.

Lo habitual es que la mayoría de las empresas elijan las generalistas para comenzar: Facebook, Twitter y Google+ (por posicionamiento). También porque son aquellas en las que más amigos y conocidos están presentes a nivel personal. Y poco a poco vayan agregando más en función de sus necesidades o sus objetivos.

Sea la red que sea es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos básicos para una buena gestión:

1- Configura bien tu perfil y personalízalo con la imagen de tu empresa. Es muy importante que la descripción, información de contacto y horarios sean correctos.

2- Responde siempre a tus usuarios y trata de crear una comunidad. Sé diplomático y agradecido. Y jamás censures aunque se trate de comentarios negativos. Trata de buscar una solución.

3- Usa un contenido distinto y personalizado para cada red. Cada red tiene su público y su forma de publicar. Es un error el automatizar los contenidos de todas las redes publicando lo mismo de la misma forma.

4- No aceptes a todo el mundo ni hagas likes o retuits gratuitamente. Usa tu criterio y evalúa si te interesa el contenido de ese otro usuario. El hecho de hacer más contactos no te asegura obtener una comunidad más rica. Además encontrarás a muchos de ellos que te sigan sólo para que tu los sigas y así ganar popularidad, para luego dejar de seguirte.

5- Se cercano y humano. Aunque representes a una marca o empresa tu público debe percibir que hay una persona detrás. Dispuesto a escucharles y atenderles. Crea confianza y empatía.

6- Ojo con la ortografía. Desgraciadamente hoy día con el nuevo “lenguaje” que se ha establecido en los dispositivos móviles y en la red en general la ortografía y la lengua española cada vez se desvirtúa más. Es habitual que con las prisas de publicar con inmediatez o los correctores de móviles haya alguna errata. No obstante intenta evitar esto y usa una buena ortografía.

7- Piensa en grande. No tomes las redes de tu compañía como algo personal. Piensa que representas a una marca o una organización. Eres su voz en la Gran Red. Todo lo que digas puede trascender. Sé consciente de esa gran responsabilidad y trata de estar a la altura.

8- Contrasta bien la información y cita tus fuentes. El Community Manager no lo puede saber todo. Por lo tanto, ante cualquier duda consulta y comunícate con otros compañeros y departamentos de tu empresa. Cuando publiques contenido de terceros menciónalos o nombra la fuente. Lo agradecerán.

Estas son unas nociones que puedes tener en cuenta a la hora de comenzar en el mundo de las redes sociales en tu empresa. Hay gran cantidad de información que hay que tener en cuenta. Te animamos que te informes y comiences a dar tus primeros pasos, pequeños, pero firmes.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios