BAQUIA

Llollo logra 1,2 millones de euros en su última ronda de financiación

Llollo, la aplicación en la que los ciudadanos solicitan una persona para que aparque sus coches en estaciones de tren o aeropuertos, ha logrado conseguir 1,2 millones de euros en su última ronda de financiación para ampliar sus servicios.

En menos de 18 meses, varias empresas como B4Motion, Stella Maris Partners y Avianta Capital, entre otros, han invertido una suma total de 2,5 millones de euros, confiando así en este nuevo modelo de parking de larga estancia.

El dinero recaudado será destinado a crecer en el mercado español en Madrid y Barcelona pero también para llegar a otros países como el Reino Unido. Londres es la primera ciudad internacional a la que Llollo quiere llegar y lanzar allí el nuevo servicio Llollo Rental, similar al de Rent a car.

“Vamos a revolucionar la experiencia de cómo se alquila un coche igual que hemos revolucionado el parking en aeropuertos”, afirma Hans Christ, CEO de llollo.

Este servicio comenzará a funcionar a partir de marzo y se manejará con vehículos que no son de la flota original y provienen de dos fuentes. La primera de ellas es el sistema “Peer to Peer”, que funciona como Uber y el usuario rentabiliza el tiempo en el que el coche está inactivo. La segunda son los vehículos de reconocidas marcas, cedidos para hacer publicidad de sus modelos nuevos.

Llollo es una iniciativa que nació en 2015 y ya tiene 75 empleados, 20.000 usuarios, 30.000 coches aparcados, más de 5.000 servicios adicionales y cerca de 150 empresas asociadas, como Banco Santander, Carrefour, Baker and Mackenzie, Altadis, HP y Boston Consulting Group, Makro, entre otras.

Utilizar el servicio es fácil, a través de la app se solicita un agente que recogerá el coche en la terminal, esta persona lo aparca y posteriormente lo devuelve sin que el usuario tenga que pagar dinero en la entrega, todo se gestiona por medio de la aplicación.

Llollo también incluye servicios de cuidado del vehículo mientras su propietario no está como lavado, revisión técnica del coche, cambio de batería o cambio de aceite.

Actualmente Llollo opera en Madrid en la estación de Atocha y el Aeropuerto de Barajas y en Barcelona.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios