Los 5 puestos con los que toda startup debe contar

Crear de la nada es difícil, construir una startup y mimarla para introducirse en un mercado muy agresivo puede tumbar a la idea más revolucionaria. Por eso Under 30 Network, de la mano de Forbes, ha compilado las cinco figuras que hay que contratar a la hora de empezar a desarrollar una startup, y las características que tienen que cumplir para mostrar al mundo de lo que una gran y sencilla idea es capaz.

empresa-equipo

CEO

A la hora de construir una startup, la figura más necesaria y compleja es la del CEO de una compañía. Además de reclutar al equipo y conseguir la financiación necesaria para la startup, la principal responsabilidad de alguien que ocupa ese puesto es la de convencer a los clientes de que quieren tu producto, y que están dispuestos a pagar por él.

Diseñador Front-End

La segunda figura más importante es la de un diseñador Front-End, alguien que sea capaz de diseñar y digitalizar la idea, sentar unas buena y sólida base visual para el producto que tiene que ofrecer la compañía. Como apuntan desde el blog de emprendedores ‘Under 30’, los requisitos mínimos son HTLM y CSS, y como plus tener experiencia con UX y alguna habilidad en diseño.

Diseñador Back-End

Y aunque pueda parecer mejor tener a un único ingeniero y que se encargue de todo, al repartir el trabajo en dos especialistas ambos pueden apoyarse mutuamente. Por eso, la figura de un diseñador Back-End puede centrarse en hacer que el producto funcione, y que cada vez funcione mejor, separando el área de diseño y la de programación.

Director de Marketing

Así el marketing, el poder vender, puede suponer la victoria o la derrota de una idea, independientemente de la calidad de esta. Alguien que está en un constante movimiento en la red, vía email o por redes sociales, y capaz de llegar a los medios de comunicación es completamente necesario, incluso para aportar a temas de diseño y nuevas funciones para atraer al público.

La lista de cinco personas necesarias para construir una startup de Under 30 cierra con un comodín. El sentido de esto es, al igual que no todas las ideas son iguales, tampoco lo son los que las piensan, ni las compañías que las llevan a cabo. Además de la diferenciación, también dependerá del proceso de desarrollo en la que se encuentra el proyecto, ya que si sólo son esbozos, tal vez interese centrar esfuerzos en un diseñador gráfico, o si la etapa es algo tardía, tal vez se busque a un jefe de producto como apoyo, incluso otro ingeniero que depure los últimos fallos.

 

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios