Microsoft despide con gloria a Xbox 360

Microsoft cesa la producción de Xbox 360

Microsoft ha cesado la producción de su segundo consola del mercado, Xbox 360. Lo ha anunciado el director de la división, Phil Spencer, en la página web oficial de la compañía norteamericana.

La consola termina su fabricación con un gran recuerdo entre los jugadores. Muchos afirman sin pudor que se trata de la mejor máquina de la pasada generación. Xbox 360 seguirá en las tiendas hasta que agote las existencias, día que con seguridad se convertirá en una pieza de culto para coleccionistas.

La industria del videojuego tiene mucho que agradecer al hardware de Microsoft. Ya en la primera consola, la Xbox original, los de Redmond apostaron por conectar su consola a la red y dotarla de un disco duro que sustituyera a las tarjetas de memoria que se utilizaban antaño. Xbox 360 aumentó las características de red y de capacidad de su predecesora, intensificando el juego en red y estandarizando su servicio Xbox Live.

En los primeros meses, el catálogo de la consola se llenó de títulos que no demostraban la potencia técnica de la consola. Se trataba de títulos similares a la generación anterior pero llevados a la alta definición. Pero un título en concreto llegó para demostrar que la consola podía ofrecer mucho más. Su nombre fue Gears of War, y ya nada fue como antes.

Grandes juegos, Xbox Live y luces rojas

El título de Epic Games asombró por su calidad gráfica y mostró una diferencia abismal con todo lo que se había realizado hasta entonces. Más adelante, la consola se llenó de grandes juegos exclusivos como los Forza Motorsport o los títulos de la serie Halo. Además, la industria al completo reconoció que los juegos multiplataforma funcionaban por lo general mejor que en la competencia, PlayStation 3.

Sin embargo, no todo fue positivo en la vida de Xbox 360. En sus primeros años tuvo que lidiar con un problema de hardware que hacía que la mayoría de la primera hornada de consolas tuviera una corta vida. Un problema de calentamiento puso en jaque a la consola y tristemente se hicieron célebres las tres luces rojas que la consola mostraba cuando dejaba de funcionar; una señal de que había dado todo lo que tenía que dar de sí. Microsoft reaccionó ante la avalancha de problemas y alargó la garantía de todas las consolas, arreglando de manera gratuita las consolas a todos los clientes que tuvieran ese problema.

Los jugadores que aún siguen disfrutando de la consola, no tienen que preocuparse. Los servicios de la consola seguirán funcionando a pesar del cese de su producción. El servicio Xbox Live seguirá online en Xbox 360 y seguirá teniendo soporte y, obviamente, garantía. Los Juegos con Gold también se ofrecerán hasta nueva orden, por lo que cada mes los jugadores premium recibirán su ración de juegos gratuitos acostumbrada.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios