2016 se convierte en el año de los bots

Los bots de mensajería son cada vez más habituales.

No se trata de algo nuevo. Los bots han estado conviviendo entre los humanos desde hace un tiempo, con funciones controladas, y en una gran proporción, al servicio de spammers, pues tienen la habilidad de hacerse pasar por usuarios de carne y hueso. Es el caso de Twitter, que en su informe anual asegura que aproximadamente el cinco por ciento de las cuentas activas en el mundo son falsas, mientras que Facebook también ha librado una recia batalla contra los robots que se hacen pasar por humanos.

Pese a lo anterior, el 2016 se perfila como el año de los bots inteligentes. Es un hecho que las compañías tecnológicas más grandes del mundo están apuntando al desarrollo de este software, que funciona con inteligencia artificial y que se puede programar para ejecutar todo tipo de tareas, convirtiéndolo en un medio con un potencial lucrativo muy atractivo para el sector.

De esta forma, informa Technology Review, los bots que están a punto de invadir las redes sociales y la mensajería instantánea, se alistan para nutrir las estrategias de marketing y desarrollo de compañías como kik y Telegram, que ya cuentan con ‘tiendas bot’, donde se pueden encontrar ejecutando funciones sencillas como enviar dinero a otros usuarios o proporcionar el horóscopo. Sin embargo, hay grandes empresas que están construyendo robots más complejos e interactivos para funciones de mercadeo, Facebook, Microsoft y el gigante chino Baidu, incluidos.

Tay, de Microsoft, y su salida en falso

Microsoft quiso darle una probada al mercado con su bot diseñado para mantener conversaciones en Twitter, obteniendo resultados agridulces que lo obligaron a retirarlo momentáneamente, cuando empezó a generar respuestas con tonos clasistas y sexistas.

Lo que se pudo descubrir es que Tay aprendió malos hábitos humanos cuando empezó a interactuar con el humano. Lo que llevaría a darle un tono diferente a la popular máxima de Rousseau: “El hombre nace bueno y la sociedad lo corrompe”, por “El bot nace bueno y la sociedad lo corrompe”. Sin embargo, el impulso de Microsoft no ha parado allí y ya anunció que seguirá desarrollando su red de bots, que de hecho incluirá Project Murphy en Skype.

Facebook, más allá de la mensajería

Así quedó demostrado con una salida ejemplar que Facebook hizo en alianza con la aerolínea KLM en Messenger, donde la empresa de aviación pudo ofrecer información sobre vuelos directamente desde la plataforma. Así, los usuarios pueden consultar la hora de embarque, recibir una copia de un ticket o hacer consultas al servicio de asistencia técnica, todo desde el chat y operado por bots.

Con estos avances, Facebook estaría pronto a abrir la creación de bots en la aplicación de Messenger a todos los desarrolladores y lanzar una especie de Bot Store que ofrecería a los usuarios bots para diversos usos como entretenimiento, compras y educación. Se trataría de una nueva revolución similar al lanzamiento de App Store que le dio inicio al mercado de las aplicaciones.

Baidu, inteligencia artificial y aprendizaje profundo

Baidu, así como también Facebook, Google, Microsoft e IBM, están usando el aprendizaje profundo de nuevas aplicaciones.

Se trata de un método eficaz de aprendizaje autónomo para las máquinas. Una forma en la que los ordenadores se programan así mismos después de absorber grandes cantidades de información. Este proceso involucra inteligencia artificial, con una gran red de neuronas simuladas que se alimentan de los datos recopilados, de la experiencia. Como le sucedió a Tay de Microsoft, fue influenciado, tanto así que terminó por apropiarse de comentarios racistas después de interactuar y aprender del humano.

El aprendizaje profundo permitirá a los bots funciones claves como detectar objetos en una imagen, o determinar si un nuevo email en nuestra bandeja de correo electrónico es o no spam.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios