Alerta por las apps falsas de Pokémon Go

Es el juego para móviles de moda, entre el éxito de descargas, no sólo las empresas sacan partido de la fiebre Pikachu, sino que los ciberdelincuentes se las han ingeniado para confundir a la masa con apps falsas de Pokémon Go que instalan malware y virus en los dispositivos; riesgos, junto a los físicos, que han llevado a la Policía a reclamar un uso responsable de la aplicación.

peligros de Pokémon GO!

Captura de pantalla de Techcrunch

Aplicaciones como Pokémon Go Ultimate, que guarda parecido con el juego original, o de supuesta  ayuda a jugadores como Guide & Cheats for Pokémon GO y Install Pokémongo contienen códigos maliciosos que pueden bloquear el terminal, introducir anuncios pornográficos, interrumpir abruptamente la partida para exigir dinero al usuario, e incluso introducir virus y malware que corrompe todos los archivos guardados, como informa Techcrunch.

La semana pasada nadie podía imaginarse que por estar más pendiente de una app alguien pudiera ponerse en peligro, pero la gran acogida que han tenido los usuarios respecto Pokémon GO ha sido tan enorme que Nintendo casi duplica su valor en el mercado. Aun así, el juego de Niantic ya ha tenido algunas historias sobre el riesgo al que se exponen los usuarios.

Estas aplicaciones nocivas están disponibles en Google Play Store, por lo que se recuerda a los usuarios de Android que únicamente se descarguen el juego oficial de Niantic.

A esta advertencia se suma la Policía Nacional desde su cuenta de Twitter oficial, dando consejos y normas como que los padres enseñen y establezcan unas normas, que, “si ves un codiciado Snorlax o Vaporeon, no te guies sólo por la emoción, tu seguridad es los primero”, y que algunos delincuentes pueden utilizar la geolocalización para saber donde se encuentra el usuario.

Los peligros de Pokémon GO! y el dejarse llevar por la app son tales que incluso los Mossos d’Esquadra se han encontrado esta mañana con una pareja de turistas japoneses deambulando por el túnel de la Rovira de Barcelona, lugar prohibido para viandantes.

Al acudir en su auxilio pensando que se habían perdido, se han encontrado que, sin despegar la mirada de sus tablets, estaban a la caza de las criaturas virtuales ajenos al peligro del tráfico.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios