Niantic comienza a banear a los tramposos en Pokémon Go

Pokémon Go es un juego con unos términos de uso muy determinados. Los cazadores (o entrenadores) necesitan salir a la calle para buscar a los monstruos. Es así de simple. Sin embargo, se han dado multitud de casos de jugadores que han decidido saltarse las normas y jugar desde sus propias casas a pesar de la amenaza de expulsión. Una amenaza que Niantic ha comenzado a hacer realidad tras darse a conocer los primeros baneados del juego.

Comienzan los baneos en Pokémon Go

La sanción del juego impide a los jugadores acceder a su cuenta. Hay dos tipos de penalizaciones. La más flexible tiene una duración predeterminada. El jugador estará unas horas o días sin poder entrar a su cuenta y además perderá todo el progreso conseguido con el uso de las trampas. Incluso hay otro tipo de baneo que tan solo evita coleccionar algunos de los objetos, pero que en cambio permite jugar con cierta normalidad. Por otro lado, la sanción más severa desactiva la cuenta permanentemente y el entrenador no podrá volver a jugar con ella. Tan solo le quedará la opción de empezar de cero con otra cuenta.


La cuenta de Twitter Pokémon Go News ha comenzado a informar sobre varias cuentas de afectados. En Argentina, donde el juego lleva en el mercado apenas unos días, se ha pillado a un jugador con más de 3.000 puntos de combate, un marcador imposible de conseguir en los pocos días que lleva título disponible en Sudamérica. El jugador ha sido uno de los primeros perjudicados en perder la cuenta completa.

Niantic ha intentado ser permisiva en la medida de lo posible, pero tras detectar que el número de tramposos crece cada día, ha decidido pasar a la acción y comenzar a repartir penalizaciones a todos los jugadores que no siguen las reglas y que entorpece a los entrenadores que utilizan Pokémon Go con legitimidad. Este es el mensaje que los desarrolladores envían a los jugadores baneados.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios