BAQUIA

Primera sanción europea para la filial de BlaBlaCar en España

Por primera vez un organismo europeo ha sancionado a Blablacar acusada de ofrecer servicios específicos sin autorización y la obliga a cambiar su metodología para seguir operando en España. La multa asciende a 8.800 euros.

Blablacar seguirá funcionando

Blablacar, la aplicación para las personas que buscan compartir el coche durante un viaje y que ha tenido ya varios usuarios alrededor del mundo, fue cuestionada por los Consumidores de Madrid que se quejaron de exceder sus tarifas y violar la Ley de ordenación de los transportes terrestres.

Por esta razón, la Consejería de Transportes ha interpuesto, por primera vez, sanciones a la filial de la empresa en España. La primera de ellas se da porque la compañía no tiene autorización para ofrecer servicios de transporte público. Además, dos de sus conductores han sido multados por un valor de 4.000 euros por no portar el permiso oficial para realizar el transporte público de pasajeros.

“Hemos seguido el plan de inspección aplicado a empresas de la llamada economía colaborativa impulsado por el Ministerio de Fomento y hemos impuesto sanciones graves y muy graves por facturar en nombre propio servicios de transporte de pasajeros y por realizar este servicio sin tener el título habilitante”, afirmó Pablo Rodríguez Sardinero, director general de Transportes.

Según La Vanguardia, el ente regulador ha indicado que Blablacar está operando de forma ilegal en este momento por la normatividad del país, además no están pagando impuestos por los viajes que realizan. También instó a la compañía a cambiar su metodología para poder operar con todos los permisos precisos.

Por su parte, Blablacar ha asegurado que en estos más de 6 años de operaciones jamás han tenido un problema similar en los 21 países en los que opera, por eso ha solicitado reunirse lo antes posible con las autoridades de transporte de la Comunidad de Madrid. Alegan que su servicio lo ofrecen bajo la figura de medio de transporte privado y que todos sus conductores cumplen con las normas básicas para llevar a cabo esta labor.

Por ahora sólo se sabe que las multas por estas supuestas violaciones a la regulación ascienden a los 8.800 euros.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios