Aristotle, la niñera digital de Microsoft y Mattel

Las tareas de los asistentes virtuales del hogar están enfocadas a actividades de adultos, pero ¿quién dijo que los niños no pueden tener su propio asistente en casa? Esta es una idea en la que Mattel ha venido trabajando junto a Microsoft y que ha dado como resultado el nacimiento de Aristotle, un asistente que cumplirá tareas de niñera y maestra.

La idea es que Microsoft adapte su asistente digital Cortana a los requerimientos de Mattel, empresa dedicada al entretenimiento infantil. El dispositivo que tendrá un diseño similar al de Google Home, un altavoz con LED de colores que además realizará tareas de iluminación, y que se convertirá en una herramienta de enseñanza para los más pequeños.

Una cámara web y el mencionado altavoz cilíndrico se transformarán en los medios de comunicación entre los niños y el asistente digital; Aristotle está diseñado para identificar a cada niño por su voz. Según PC World, la voz del asistente será un poco más juvenil que la convencional en Cortana y habrá un abanico de posibilidades para que los padres elijan qué tipo de voz desean para sus hijos.

La demo del asistente fue presentado durante el CES 2017 y ha demostrado cómo los adultos pueden programarlo para que, por ejemplo, sólo responda si el niño dice “por favor”, reforzando sus modales. Este asistente también enviará notificaciones a los padres cada vez que escuche un llanto.

Los padres podrán darle a Aristotle la orden de hacer algo cuando otra cosa suceda: reproducir alguna canción de cuna cuando el niño llore, incluso se podrá dar la orden de no hacer nada mientras el niño llora, para enseñarle que debe calmarse solo. Todo esto se puede hacer gracias a la plataforma “If This Then That”, que forma parte de los protocolos de Mattel.

Aristotle será capaz de instruir a los niños en normas de lenguaje y practicar diferentes idiomas. También podrá interactuar con dispositivos Zigbee y Bluetooth y restringir a los niños el acceso a estos hasta que ellos realicen determinadas tareas.

Ambas compañías están trabajando para implementar la mayor seguridad posible y así evitar ataques externos desde la propia Red. No incluirá contraseñas predeterminadas y los datos siempre estarán encriptados desde y hacia a la nube.

El precio anunciado para este dispositivo es de 249 dólares (aproximadamente 236 euros).


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios