BAQUIA

Así es Comma, la startup que busca competir con Tesla

Que tiemblen Tesla y Google, el hacker George Hotz llegar para plantar cara con su startup, Comma, a los gigantes de los vehículos autotripulados

Comma, la startup de George Hotz.

 

George Hotz es sin duda un prodigio de la tecnología, con tan solo 17 años realizó prácticas en Google donde ayudó al desarrollo de las primeras cámaras que portan los vehículos de Street View, también ha trabajado para Facebook y otra de las compañías que forja su relación con Elon Musk, SpaceX. Pero si por algo se hizo conocido este descarado informático fue por ser el primer usuario en hacer un ‘jailbreak’ a un iPhone.

En una entrevista a la revista Forbes no duda en asegurar que el equipo de Comma está preparado para desarrollar más rápido y mejor los algoritmos que rigen los coches autónomos; y anuncia que están trabajando en lo que será su primer producto: un kit que proveerá de características de autotripulación a casi cualquier vehículo con una sencilla instalación y que es posible que sea lanzado antes de finalizar 2016.

Podemos crear algo que conduzca de una manera cercana a la humana entre el tráfico.

Conectado al puerto de diagnóstico que la mayoría de los vehículos actuales poseen, este sistema de asistencia avanzada a conductores (ADAS) añadirá al coche del usuario las características de mantenimiento de posición en el carril y freno de emergencia.

Tesla, el referente a superar

Curiosamente con uno de sus principales rivales, como líder del mercado de los vehículos sin conductor, intercambió conversaciones sobre inteligencia artificial; llegó incluso a ofrecerle a su fundador, Elon Musk, su sistema para los proyectos de Tesla. La operación nunca se llegó a cerrar.

Elon Musk está haciendo grandes cosas pero creo que quizás en un año diga que los chicos de Comma están haciéndolo realmente bien y entonces les cobremos el doble.

Sin embargo, Hotz admite que aún no se encuentran a la altura de Mobileye, el sistema utilizado por Tesla. “Lo que necesitamos ahora mismo es más información, más horas de conducción”. Y es que gracias a la capacidad de adaptación a cualquier situación que incluye su algoritmo, desde Comma han impresionado a varias compañías tecnológicas por la rapidez con la que están desarrollando las características de autoconducción.

El pasado mes de diciembre Hotz recibió una notificación del departamento de vehículos a motor de California donde le requerían el cese de actividad con su vehículo autónomo. “El departamento está equivocado, no estábamos operando de acuerdo a su definición de vehículo autotripulado por lo que aceptamos su reto legal, no entienden lo que estamos haciendo”.

En una prueba de demostración realizada para Forbes, el vehículo de Hotz, a pesar de no poder salir a carretera por su situación legal, sí muestra las características de detección de obstáculos y su comportamiento con tráfico simulado. En la filmación, el coche arranca y para perfectamente de manera automática.

Quiero utilizar mi talento en manejo de hardware principalmente en productos de aprendizaje de máquinas.

Hotz tiene claro dónde poner sus esfuerzos. Su predilección por la inteligencia artificial es tal que afirma que no se ve “nunca” aburriéndose de la inteligencia artificial. “Es simplemente el mayor de mis retos y lo único por lo que me he preocupado siempre”.

Aunque aún no se conoce cuándo se podrá ver un prototipo completo del vehículo en el que se encuentran trabajando en Comma, la rapidez con la que están dando los pasos necesarios hacen creer que será más temprano de los que Tesla o Google tal vez deseen.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios