BAQUIA

El ejército estadounidense cambia Samsung por el iPhone 6S

El Comando de Operaciones Especiales del ejército de la Armada de Estados Unidos da carpetazo a seis años de acuerdo de colaboración con Samsung, dejará de utilizar Galaxy Note, con sistema operativo Android, y se pasa al iPhone 6s, según publica Military.com.

us-army-smartphone

Desde 2010, y tras un acuerdo con la casa surcoreana, el ejército estadounidense dotaba a sus soldados del Comando de Operaciones Especiales (SOC) con un Kit de Asalto Táctico Android, equipado con lo que parecía ser una variante del Samsung Galaxy Note, y que dos años más tarde fue actualizado con los Galaxy Note II. Sin cambios desde 2012, el ejército —que por el momento no ha realizado ningún comunicado oficial confirmando o desmintiendo la información— parece haberse decantado por las nuevas funcionalidades iOS.

La fuente a la que ha tenido acceso Military.com ha explicado algunos de los motivos que habrían motivado este cambio. Como que el dispositivo Android se paraba y requería reiniciarlo demasiado a menudo, mientras que el iPhone ha resultado más fiable y rápido.

Asimismo, las capacidades gráficas que d el iPhone 6S frente a los dispositivos Android, actualmente en uso, habrían sido otra de las razones, al “atascarse” al ser utilizadas en la mayoría de los software personalizados de las fuerzas armadas. 

Pese a la sorpresa, incluso polémica, que suelen suscitar este tipo de cambios en los equipamientos de las fuerzas de seguridad estadounidense, no es la primera vez que el ejército de los Estados Unidos utiliza los dispositivos de Apple en sus operaciones. Ya se utilizó el iPad y, en el año 2010, cuando repartió iPod Touch con módulos de idiomas que incluían los idiomas de la zona a sus operativos desplegados en Irak y Afganistán.

Sin embargo, la justificación del rendimiento para virar de Android a iOS puede sonar un tanto débil, si tenemos en cuenta los avances presentados en modelos como Galaxy Note 5. Por ello, hay quienes apuntan a la alianza acordada entre el Pentágono y otras 162 empresas e instituciones, entre las que se incluye por supuesto Apple, a fin de crear tecnología particular para el ejército.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios