El FBI confiesa lo que pagó por hackear el iPhone de San Bernardino

El pasado 29 de marzo el FBI lograba acceder al teléfono utilizado por el presunto autor del tiroteo de San Bernardino sin ayuda de Apple. La Oficina Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos ha reconocido que tuvo que pagar más de un millón de dólares a la empresa israelí que le facilitó la herramienta para hackear el iPhone en cuestión.

fbi

Preguntado por los periodistas durante una conferencia el director del FBI, James Comey, ha explicado que la agencia que lidera pagó más dinero para desbloquear el iPhone de Tashfeen Malik, presunto autor del tiroteo, de lo que él mismo ganará en todos los años que le quedan en su carrera profesional. La cifra final superaría el millón de dólares, según los cálculos de la agencia de noticias Reuters.

Según los datos de la Oficina de Control y Presupuesto de EEUU, el salario anual de Comey asciende a 183.000 dólares. Al considerar que al directo aún le quedan siete años hasta su jubilación, hasta la fecha de su retirada, el monto ascendería a 1,34 millones de dólares.

De confirmarse estas aproximaciones sobre el pago para hackear el iPhone de San Bernardino, sería la cantidad más alta pagada hasta la fecha por la agencia, insisten las fuentes.

Tras el intenso tira y afloja protagonizado por la oficina gubernamental y los de Cupertino, para posteriormente reconocer que los agentes no encontraron lo esperado, esta revelación no hace más que avivar un debate que ha trascendido los límites corporativos y ya ha despertado iniciativas en defensa de la privacidad de las personas, como clientes de servicios y dispositivos tecnológicos, pero también como ciudadanos.

 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios