Del folleto impreso al folleto que interactúa con una app

Imagínate tener delante de ti un folleto con el que puedes interactuar, escuchar el sonido del motor de un coche o crear una canción a través de una mesa de mezclas con el mantel de tu restaurante favorito de fast food. Se trata de una nueva forma de hacer comunicación asociada al móvil y una app, es el folleto interactivo. Un sistema revolucionario que, para la industria del videojuego, automoción, restauración y cualquier otro sector supone un gran paso para atraer la atención del consumidor final.

Del folleto en papel al folleto que interactúa con una app

Esta innovadora tecnología basada en lo que aparentemente parece un simple folleto o catálogo, está revolucionando el mundo de la publicidad impresa. En inglés se conoce con el nombre de Brochure Hack.

Se trata de un panel interactivo asociado a un dispositivo con el que se puede interactuar. Aparentemente parece un simple y convencional soporte impreso, pero contiene un sistema tecnológico interno que habilita una serie de botones invisibles de tinta capacitiva o tinta conductiva. La tinta conductora es una tinta que lo que hace es que un objeto impreso pueda conducir la electricidad. El folleto, por tanto, pasa a convertirse en una especie de superficie inteligente con el que se puede interactuar a través de unos botones y la propia aplicación descargada en el dispositivo sincroniza con el folleto, permitiendo así al usuario explorar en detalle cada aspecto que se quiera mostrar.

Funciona a través de tecnología BLE (Bluetooth Low Energy) y da lugar a multitud de posibilidades como folletos, catálogos interactivos o cualquier superficie impresa, permitiendo acciones incluso de gamificación combinando un smartphone con el Brochure Hack.

Un ejemplo real que ya se está llevando a cabo es un folleto interactivo del nuevo Audi TT. El objetivo de Audi en este caso es utilizar un simple catálogo de ventas para inspirar a sus potenciales compradores con una funcionalidad futurista a través de algo que pueden tocar millones de personas. Colocando el móvil encima del folleto se puede interactuar con el panel y salpicadero del coche, arrancar el motor… dando la sensación de estar en el vehículo, obteniendo más empatía, engagement y buscando otros objetivos como el de obtener un test drive directamente desde la aplicación.

Esta tecnología está revolucionando el mundo del folleto estático ya que se produce una experiencia totalmente enriquecedora entre el folleto y la aplicación ya que a través del tacto se genera feedback tecnológico. Una revolución para todos los sentidos.

Otro ejemplo es en Holanda, McDonalds ha ido un paso más allá para ofrecer una experiencia interactiva en los restaurantes. A la vez que el consumidor se pide su menú, el mantel se convierte en una mesa de mezclas con 26 puntos de contacto digitales, conectado por bluetooth con una app descargada en el teléfono móvil, aprovechando las funcionalidades del móvil, se puede componer canciones y grabarlas.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios