BAQUIA

GM y Lyft dispuestos a liderar el sector de los taxis autónomos

En la pugna por el liderazgo del sector de los coches autónomos, los movimientos estratégicos se suceden de forma imparable entre grandes compañías tecnológicas como Google, Apple o la asiática Baidú, y referentes de la industria automotriz como Tesla. General Motors, parece aclrar sus apuestas de inversión y quiere que su alianza con el servicio urbano de conductoresy Lyft llegue a convertirles en pioneros de una red urbana de taxis autónomos.

El coche inteligente de General Motors y Lyft

Fotografía de Lyft

Hace unos meses, General Motors invirtió 500 millones de dólares en Lyft, la principal competencia de Uber en Estados Unidos. Pero la asociación entre la compañía automovilística y los desarrolladores de la aplicación no se queda sólo en el apoyo financiero, ya que en colaboración lanzaron Express Drive, un servicio de alquiler de coches fruto de la asociación de las dos compañías.

Sobre este servicio y la visión del futuro que tienen ambas compañías han hablado el presidente de GM Dan Ammann y el CEO de Lyft, John Zimmer, con Forbes. En dicha entrevista Zimmer ha destacado que el objetivo del partnership entre ambas compañías es llegar a “hacer algo más notable que lo que una de las empresas pueda hacer sola”.

Express Drive

El servicio se encuentra disponible en Chicago, Boston, Baltimore y Washington D.C. y próximamente en Los Ángeles y Denver. Este consiste en el alquiler de un coche de GM, y al registrar la petición el usuario podrá reducir el coste semanal al hacer de taxi para los usuarios de la app Lyft, con el que el conductor podría conseguir que el alquiler sea gratuito.

Tanto GM como Lyft no se conforman sólo con eso, pues ya están estudiando y analizando los datos obtenidos durante los primeros meses de vida que tiene este servicio. Además de que Express Drive es el primer paso que las compañías asociadas van a tomar para crear una red urbana de taxis autónomos.

La ciudad del mañana

Tal y como han lanzado Express Drive, este  será el medio perfecto para recoger datos y utilizarlos para mejorar la tecnología de vehículos autónomos. Zimmer ha dicho que es “una estrategia inteligente”, pero ese no es el único plan para Express Drive. “Una cosa buena de estar asociado es que si además dispones del servicio Express Drive, puedes conseguir kilómetros de ruta con los sensores”.

La visión de Lyft de una futurista ciudad no es la de una enorme flota de taxis autónomos, si no que estos será una parte muy específica, y a partir de ahí irán creciendo, manteniendo a gran cantidad de conductores, en la línea de Alibaba.

Cuando un vehículo autónomo pueda hacer una ruta de autobús, hará el 5% de nuestras rutas, y cuando la tecnología sea mejor serán un 10%, y luego un 25%

Sobre la pregunta de cuándo alguien podrá pedir un taxi autónomo, Zimman responde que en menos de 10 años y según Ammann en menos de lo que la gente se cree. Para ambos, el proyecto de un taxi autónomo no supone un punto de inflexión, si no que esta red se irá mezclando con taxistas humanos.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios