BAQUIA

15 años del primer banner

Hoy en día, muchos internautas han adiestrado su ojo para mirar una página web e ignorar su presencia. También, hay quien cuestiona su eficacia y se plantea la necesidad de desarrollar nuevos soportes y estándares para la publicidad online. Y sin embargo, el banner sigue siendo el formato publicitario más extendido en Internet quince años después de su nacimiento, cuando apenas empezaba a despegar la Red comercial.

Tal vez porque, sin ser un soporte óptimo, nadie ha sido capaz todavía de dar con uno mejor. Fue el 27 de octubre de 1994 cuando HotWired.com, la primera revista digital y precursora de la actual Wired.com, mostró el primer banner online. Su tamaño era de 468 por 60 pixeles, un tamaño que se ha mantenido como estándar hasta la actualidad.

Pero por entonces, todo era muy experimental y arriesgado: se trataba de crear un formato nuevo en un entorno casi desconocido. Pocos podían imaginar que estaban sentado las bases de una industria que este año moverá 24.000 millones de dólares, según las previsiones dela consultora eMarketer Hay que tener en cuenta las condiciones en que se encontraba Internet en aquella época: el primer navegador gráfico, Mosaic, apenas había cumplido un año, y aún no había sido reemplazado por Netscape, el primer navegador comercial.

Las conexiones a través de dial-up alcanzaban una velocidad máxima de 24 Kbps (con interminables esperas para cargar una página), y la población internauta en los EEUU apenas llegaba a los dos millones. Con todo, varias compañías desdieron invertir en ese medio y formato pioneros. Fueron MCI, Volvo, Club Med, 1-800-Collect, AT&T y Zima.

HotWired, que tenía una base de datos de 25.000 lectores, consiguió 400.000 dólares por las campañas, a razón de 30.000 dólares por anunciante por una campaña de 12 semanas. Los primeros mensajes eran ciertamente sencillos. Por ejemplo, Volvo únicamente exhibía su logo y una fotografía de un coche.

El de AT&T mostraba la frase “¿Ha pinchado alguna vez aquí con su ratón?”. Dada la precariedad entonces de la Web, en algunos casos los enlaces llevaban a páginas aún en construcción. Sin embargo, ya fuera por la novedad del formato, por conseguir llamar la atención de los primeros internautas o por aprovechar el desconocimiento de éstos, algunos de estos banners pioneros alcanzaron tasas de click-through impensables hoy en día. Uno de los primeros banners, que simplemente mostraba el mensaje “Click Here”, consiguió una tasa de clics del ¡78%!.


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios