BAQUIA

Tu smartphone no está libre de virus

android_malware_tracking_teaser.jpg

Ya hace tiempo que en diversos medios (sobre todo los más especializados) advierten del peligro que que nuestros terminales sean infectados por un virus informático.

A mucha gente le suena raro o a cuento chino, pero lo cierto es que los teléfonos de hoy en día son auténticos ordenadores en miniatura, con sus sistemas operativos, aplicaciones que instalamos, desinstalamos y a las que otorgamos determinados permisos de acceso. Por lo que ¿por qué estarían libres de virus?

Es más, teniendo en cuenta que actualmente nuestra vida prácticamente gira en torno a estos gadgets, ¿hay algún dispositivo más apetecible para los ciberdelicuentes?

La empresa Kaspersky no es (por supuesto) la única que cuenta con un laboratorio de seguridad cibernética, pero si se caracteriza por compartir públicamente sus descubrimientos (una vez que saben cómo frenarlos claro) y por velar abiertamente por el incremento de la seguridad en todos nuestros cacharritos.

Esta mañana anunciaban la aparición de un troyano tipo TOR que puede tanto obtener datos de nuestros teléfonos como enviar SMS a números predefinidos.

¿Qué es un troyano? Para aquéllos que no lo sepan, un troyano es un virus que imita la estrategia del caballo de Troya , usada por los griegos para infiltrarse en la hermética ciudad y poner así fin a la Guerra de Troya. Si queréis saber más sobre esta parte de la historia, podéis leer… o ver una conocida peli de Brad Pitt y Eric Bana (entre otros).

Volviendo al tema que nos ocupa, un troyano se camufla tras una aplicación o proceso de nuestro móvil y deja abierta una puerta trasera (backdoor en inglés) que le permite acceder a prácticamente los recursos que quiera de nuestro terminal. ¿Cómo es eso posible? Por lo general al instalar las aplicaciones aparece una pantalla informándonos de los permisos que solicita la aplicación y normalmente la mayoría de la gente acepta sin leer qué podrá hacer la aplicación una vez instalada.

Este virus, Backdoor.AndroidOS.Torec.a, usa la red TOR (The Onion Router), que es una red de comunicaciones de baja latencia que, superpuesta sobre internet, permite actuar sin dejar rastro, manteniendo en el anonimato la dirección IP y la información que viaja por ella. Y concretamente este troyano permite a los ciberdelincuentes:

  – Iniciar/detener la interceptación entrante de SMS
– Robo de SMS salientes
– Realizar una petición USSD
– Enviar datos de los teléfonos móviles (número de teléfono, país, IMEI, modelo, versión del sistema – operativo) al C&C.
– Enviar al C&C una lista de las aplicaciones instaladas en el dispositivo móvil
– Enviar SMS a un número específico

Por este motivo, es recomendable, no sólo mirar qué aceptamos y desde dónde nos descargamos las aplicaciones que instalamos en nuestros móviles, sino también contar con alguna aplicación de antivirus para nuestros móviles. Sí desde hace años existen antivirus para móviles.

Espero que esta información os haya sido de utilidad, y antes de plantearos de nuevo si necesitáis un antivirus en vuestro teléfono, os invito a realizar la siguiente reflexión: si cuando perdemos las fotos o los contactos del móvil nos fastidia enormemente, ¿qué pasaría si gente con malas intenciones y muchos conocimientos pudiera acceder a cualquiera de las cosas que tenemos en nuestros dispositivos? Apps, notas, contactos, SMS, imágenes…
 


Compartir en :


Noticias relacionadas




Comentarios